Edu Carpintero se incorpora al Virgen de la Concha Caja Rural

El ala-pívot Edu Carpintero se compromete con el Caja Rural de Zamora para esta temporada, en la que compaginará sus estudios de Magisterio con la práctica del baloncesto en nuestra ciudad.

 CARPIN 3ok
CARPIN 3ok

Sangre nueva venida desde Burgos para seguir sumando efectivos a un equipo que poco a poco va tomando forma. El nuevo jugador de la escuadra zamorana tiene 21 años y un futuro prometedor por delante. Con sus 199 cm de altura, juega principalmente en la posición de 4 aunque también puede ocupar el puesto de alero alto.

Formado íntegramente en las secciones inferiores del Maristas de Burgos, es uno de los jugadores de mayor proyección de la cantera azulona. El ascenso de su equipo a la LEB Oro ha propiciado la oportunidad de que “Carpin” haya optado por salir de la que ha sido su casa las últimas campañas, en busca de un protagonismo del que no iba a poder disfrutar con su club de siempre. Un club que no ha puesto ningún impedimento a que siga su evolución en Zamora donde tendrá los minutos para seguir creciendo como jugador.

Hace ya tres temporadas, el joven interior debutaba en liga E.B.A. con el C.B. Tizona en donde realizó una buena labor durante los minutos que tuvo en cancha. La temporada siguiente, con un papel semejante, mejoraron sus prestaciones y se consolidó como uno de los canteranos del plantel burgalés que logró el ascenso a LEB Plata.

Su trabajo y dedicación le permitieron continuar en el equipo en la categoría de bronce pero con un rol muy secundario en una plantilla diseñada para el ascenso. Aún así, se mantuvo toda la temporada dentro de la dinámica del equipo, ayudando con su labor en los exigentes entrenamientos aunque con muy pocos minutos sobre la pista.

Esa será precisamente la incógnita que deberá despejar el técnico del Caja Rural con un jugador cargado de ilusión y ganas por demostrar que todo el trabajo de los años precedentes ha valido la pena.

Una de sus principales virtudes es dotar al equipo de intensidad en cada acción del juego. Es agresivo en la lucha por el rebote, sobre todo en el ofensivo, un aspecto que es del agrado de González que espera conseguir que su pupilo sea un dolor de cabeza constante para sus rivales.

Mimbres suficientes parece tener este burgalés que se une al proyecto aurinegro prometiendo trabajo, sacrificio y unas grandes dosis de ilusión ante el reto que tiene por delante.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído