El efecto de la primera victoria se diluye en Navarra y el CB Zamora regresa a la derrota

Los zamoranos volvieron a completar un encuentro muy racheado, con un inicio de duelo nefasto que trataron de enmendar. En el ecuador del tercer cuarto consiguieron colocarse a un solo punto, pero de nuevo otra inexplicable desconexión del equipo de Saulo Hernández, con unos porcentajes de tiro más que discretos, volvió a dar una ventaja de diez puntos a Navarra. Pese a que en el último cuarto los zamoranos trataron de reaccionar, el juego errático con pérdidas inexplicables y ataques fallados impidieron a los blanquiazules apretar el duelo en los últimos minutos. Al final, los navarros jugaron a placer e infligieron otra derrota a un CB Zamora (87-77) que seguirá otra semana más en el puesto de farolillo rojo de la clasificación.

 CbZamora Obila (45)
CbZamora Obila (45)

El CB Zamora Aquimisa Queso Zamorano volvía este jueves a las andadas. Nueva derrota para seguir ocupando el puesto de farolillo rojo de la Liga LEB Plata. Esta vez fue en casa de Navarra, un equipo llamado a estar en la zona alta pero que de momento no pasa de la parte intermedia de la clasificación. Los blanquiazules volvieron a mostrarse, por enésima vez, irregulares en su juego, encadenando buenas rachas de acierto con fases paupérrimas en el lanzamiento y pérdidas inexplicables que daban vida a Navarra cada vez que se veían contra las cuerdas.

Los zamoranos tardaron en entrar al duelo. Navarra aprovechó el despiste inicial de los pupilos de Saulo Hernández para endosarles un parcial de 25-15 y pudo ser mucho peor. Menos mal que en el segundo parcial y comandados por Ervin, que fue de los pocos jugadores que estuvo a su nivel, los blanquiazules reaccionaron y llevaron el partido apretado al descanso. Los navarros nunca perdieron las riendas del partido, pero se iban con solo dos puntos de margen al intermedio.

Tras el asueto, el choque entró en una parte de igualdad en la que los zamoranos lograban colocarse a un punto, pero pasado el ecuador de este parcial, una desconexión inexplicable del Aquimisa Queso Zamorano fue la sentencia. Ataques atropellados, sin ideas en la ofensiva, con pérdidas absurdas de balón, lanzamientos errados constantemente y una defensa muy blanda que aprovechó Navarra para volver a coger aire y colocarse a diez puntos.

El último cuarto se iniciaba con siete arriba para los pamplonicas, y aunque hubo una tímida reacción por parte de los zamoranos, la realidad es que prácticamente ningún jugador del CB Zamora estuvo en su mejor nivel. Una situación que terminó condenando a los de Saulo Hernández, que acababan perdiendo por 87-77 y siguen ocupando el puesto de farolillo rojo de la clasificación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído