Empate a nada (0-0)

El Zamora Club de Fútbol empata a cero ante La Bañeza en un encuentro gris y poco fluido. Los rojiblancos no supieron hacer peligro ante un rival rácano en el juego pero muy solidario en el esfuerzo para salvar un punto, cortando en todo momento las líneas de creación de un Zamora que tan solo al final rozó el gol cuando tiró de corazón mientras agonizaba el choque.

 Empate a nada (0-0)
Empate a nada (0-0)

La Bañeza llegaba al Ruta de la Plata en busca del empate, y el equipo morado lo conseguía al final de los noventa minutos. Y lo lograba gracias a que fue mejor que el Zamora en la interpretación del choque. Los visitantes plantearon un duelo muy físico, de poco fútbol, muchas interrupciones, de constantes pérdidas de tiempo, destructor en vez de creador  y renunciando sistemáticamente al ataque. Una forma de jugar que si bien no es atractiva sí le resultó eficaz para arañar un punto del Ruta de la Plata ante un Zamora que se aleja a seis puntos de la cuarta plaza que sigue en poder de Unionistas. 

El equipo de Miguel Losada quiso poner el juego y las ocasiones, pero se vio incapaz de romper el orden defensivo de La Bañeza. Y cuando lo lograba, los visitantes tiraban de veteranía para parar el duelo, perdiendo tiempo de manera descarada en cada acción dividida. En esa lucha de estilos, del  fútbol del Zamora ante el anti fútbol de La Bañeza, los visitantes salieron vencedores, dejando a los rojiblancos casi inéditos en la primera parte. Por su parte, Miguel apenas tuvo que intervenir debajo de los palos ante el escaso ataque de los leoneses. 

La segunda mitad fue similar, aunque a medida que pasaban los minutos, ese otro fútbol de La Bañeza se agudizó. Un paso atrás y constantes pérdidas de tiempo ante un Zamora incapaz de hilvanar jugadas, espeso y errático en el pase. Los pupilos de Carnicero se mostraban infranqueables, realizando un derroche físico encomiable y cortocircuitando en cada jugada las conexiones de ataque de los rojiblancos. 

Solo al final, con el Zamora volcado y tirando de coraje, los jugadores de Losada rozaron el gol. Un remate de Sancha en el primer palo que sacó el portero sobre la línea y un centro chut de Raly Cabral en la última jugada que se paseó por la línea de gol, fueron las únicas acciones de verdadero peligro para un Zamora que lleva cuatro partidos sin anotar ni un solo gol de jugada. Un debe que este domingo le costó dos puntos y ve como Unionistas amplía a seis la ventaja en la cuarta plaza.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído