Quesos El Pastor se presentaba este martes ante su afición en el primer y único encuentro de preparación que disputaban las zamoranas en su feudo. La competición liguera comenzará la semana que viene y los equipos van adquiriendo su mejor nivel para un campeonato que en el primer mes tendrá varias jornadas entre semana, lo que obliga a los equipos a llegar en un punto de forma óptimo a este arranque para no perder comba por sus objetivos.

Pero más allá del aspecto puramente deportivo, el duelo sirvió para recordar a la persona que ideó y dio forma al proyecto del CD Zamarat. Juan de Mena, que fallecía la semana pasada, dejó una huella imborrable en la entidad y en todo lo que le rodea. Por eso el encuentro entre Zamora y Cáceres era especial. Era la primera vez que el equipo jugaba como local después de la fatídica noticia y la entidad sabía que debía ser especial. 

Por eso, se guardó un emotivo minuto de silencio antes del choque. Un minuto de silencio en el que además, tanto jugadoras, como técnicos, como directivos, patrocinadores y familiares portaron una camiseta especial y conmemorativa con la leyenda: “Eterno Juan” y el escudo del Zamarat insertado en un enorme corazón rojo. 

Durante un minuto, el silencio fue respetuoso y muchos tuvieron que contener las lágrimas por la todavía reciente marcha del hombre fuerte que lideró el proyecto desde su puesta en marcha. Con el bocinazo final del minuto de homenaje, los aplausos estallaron para darle el último adiós a Juan de Mena. Eterno Juan.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído