La falta de acierto lastra al Zamarat en su visita a Zaragoza

Okonkwo y McPhee fueron las mejoras jugadoras visitantes en un duelo donde las locales se despegaron en el marcador en un buen inicio del tercer cuarto.

 DSC 0026
DSC 0026

El Quesos El Pastor se medía en la novena jornada a su rival directa. Las zamoranas, últimas en liga, visitaban la cancha de un Mann-Filter Casablanca penúltimo. Con un único punto de separación, el equipo del debutante Ángel Fernández buscaba poner a las aragonesas en el farolillo rojo y escapar de dicho lugar a su costa.

El choque comenzó con un 5-0 local, siendo Simon la autora del primer triple con un buen lanzamiento. McPhee respondió con una penetración que estrenaba el casillero naranja. La estadounidense fue la punta de lanza del conjunto de Fernández. Además, Felixova, Mestres Ricart y Jespersen ponían orden en los rebotes. Circunstancia que permitió a las visitantes cerrar el primer cuarto con un 18-20 a su favor, siendo Dornstauder la autora de los dos últimos tantos para romper las tablas.

Dornstauder se convirtió, junto a McPhee, en la gran protagonista del segundo cuarto. La canadiense lideró a su equipo en los rebotes ofensivos, siendo un quebradero de cabeza para un Casablanca que comenzó los segundos diez minutos con dos triples consecutivos de la mano de Nacickaite y Vega Gimeno.

Sin embargo, las aragonesas se antepusieron en el marcador gracias a Ayuso y Vega Gimeno, la primera con ocho puntos y la segunda con nueve al marchar al descanso. Un acierto en el lanzamiento que se tradujo en un 57% para las locales ante el escueto 30% del Quesos El Pastor. Diferencia que se plasmó en el 40-34 al descanso.

El tercer cuarto mostró la superioridad del Mann-Filter en su pabellón. Ayuso robó un balón a Cornelius en una salida, poniendo el 44-36 y siendo el inicio de unos minutos de sufrimiento zamorano. Nacickaite y Vega Gimeno fueron las principales culpables de lograr una buena ventaja zaragozana, la cual llegó a ser de 47-36 a falta de seis minutos. Momento en el que Ángel Fernández pidió tiempo muerto.

Momento de descanso y de recuperar mentalmente a sus jugadoras. Algo que logró y que significó una reacción en la pista. Okonkwo fue la mejor jugadora naranja en el resto de minutos, generando bajo el aro y sumando 14 puntos al cierre del tercer cuarto, incluido un triple anotado para sus estadísticas. Pese a ello, el Casablanca pudo mantener la renta en 60-52 al fin del tercer cuarto.

Los últimos diez minutos siguieron teniendo a McPhee y Okonkwo como las jugadoras más activas del Zamarat. Una plantilla que trató de dar un golpe sobre la mesa ante un Mann-Filter que perdió fuelle con el paso del cronometro. Papeles que llevaron a reducir la distancia a solo seis puntos a falta de menos de cinco minutos. Respondió Zoe Hernández con un triple desde la esquina izquierda, canasta que permitió a las suyas respirar con un poco más de tranquilidad.

Felixova respondió con otro triple, pero la falta de acierto general del Quesos El Pastor terminó siendo una piedra insalvable para un equipo que no bajó los brazos en ningún momento pero que cedió en casa de su rival más directo por 83-75.

Con este resultado el Zamarat se queda como colista, con una victoria, y alarga su distancia con el resto de equipos. Situación que intentará cambiar el cuerpo técnico de un Ángel Fernández que no consiguió el triunfo en su primer partido en el banquillo zamorano.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído