El FS Zamora se choca con Yeray, paga sus propios errores y se queda a las puertas del ascenso

Los rojiblancos volvieron a disputar un encuentro tremendamente intenso ante Salesianos en la vuelta de la eliminatoria por el ascenso, y en un duelo con pocas ocasiones gozaron de las más claras. Pero el portero isleño, Yeray, con pasado en Primera División, demostró su talento y frenó una y otra vez a los zamoranos. Pese a tener el encuentro cuesta arriba con 2-0 en contra, un gol de Diego forzaba la prórroga. Ahí, dos errores groseros en el término de la primera parte y en el inicio de la segunda dieron al traste con las opciones al colocarse el 4-1 en el marcador. En los últimos dos minutos, ya a la desesperada, el FS Zamora recibía dos dianas más para el definitivo 6-1. Los árbitros de Lanzarote señalaron a favor del equipo de Tenerife un penalti y dos dobles penaltis.

 Screenshot 20180609 211009
Screenshot 20180609 211009

Se rompió el sueño del ascenso para el FS Zamora. Pese a que no era, ni mucho menos, el objetivo esta temporada, la gran campaña realizada por los rojiblancos había ilusionado a los miembros de la entidad y también a la masa social que se había sumado en los últimos encuentros. Ante la opción tan cercana de retornar a la Segunda División, nadie en Zamora quería dejar escapar la oportunidad.

La primera mitad fue muy igualada. El FS Zamora, como en la ida, fue el equipo que gozó de las ocasiones más claras, pero una y otra vez se encontraba con un Yeray enorme debajo de los palos de Salesianos. Daba igual que fueran lanzamientos a bocajarro, cruzados, frontales, remates de volea o de rebote. Yeray no permitía pasar ni un solo balón y los pupilos de Chema Sánchez se desesperaron. Además, los tinerfeños se ponían por delante en el ecuador del primer acto tras aprovechar un rebote en una falta.

El tramo final de la primera parte fue para el FS Zamora, que además tenía a Salesianos con cinco faltas. Los colegiados de Lanzarote perdonaron hasta en dos acciones el doble penalti a sus vecinos, ante las protestas airadas de un equipo rojiblanco que no entendía que se fueran al descanso sin haber ido a la línea de diez metros. Así, con el 1-0, se llegaba al descanso.

La segunda parte no pudo comenzar peor. Los trencillas señalaban un riguroso penalti de Pablo a los pocos segundos de empezar, Salesianos no desaprovechaba la opción brindada para poner el 2-0. Con ese resultado, y viendo que todo estaba en contra, el FS Zamora empezó a embotellar al rival. Las ocasiones caían una tras otra, ante la incapacidad de los tinerfeños para sacudirse la presión. Pero otra vez se apoyaron en Yeray para poner un cerrojo a la portería. Eso sí, Diego, pasado el ecuador de la segunda parte, lograba el 2-1 al empujar en el segundo palo un servicio de Sergio Simón.

El duelo se iba a la prórroga, pero los colegiados decidían cargar de faltas a un FS Zamora que llegaba en bonus de faltas a la prórroga, por solo dos de Salesianos, pese a la intensidad y a la dureza del encuentro que se vio en el pabellón isleño. En la prórroga parecía más entera la escuadra rojiblanca, pero todo se echó por tierra en apenas unos segundos. A falta de seis segundos, y tras pasar por alto los colegiados una posible agresión a Aitor Moreira que hubiera supuesta la roja directa de un jugador local, Ángel hacía una falta en el centro del campo, dándole a los colegiados la excusa perfecta para mandar a Kevin a la línea de los diez metros. Gol y 3-1 al descanso de la prórroga.

Tras el pequeño respiro, nuevo error grosero de Ángel, cuando el FS Zamora salía de portero jugador, que le dejaba la pelota a Vélez para que anotase el 4-1 a puerta vacía. El encuentro estaba cerrado, pero todavía llegaría un doble penalti más concedido por los colegiados de Lanzarote, que esta vez no titubearon tanto a la hora de señalar los diez metros como en la primera parte. Gol de Kevin y el 5-1 a falta de un minuto de la prórroga que cerraba el choque. A falta de quince segundos, y con el FS Zamora deshecho, los tinerfeños cerraban el duelo con el 6-1 definitivo que les otorga el ascenso a costa del equipo zamorano.

Yeray, la falta de gol, los errores gravísimos en momentos decisivos y un arbitraje timorato, por ese orden, rompen el sueño de un FS Zamora que, salvo renuncia de Salesianos, jugará la próxima temporada nuevamente en Segunda B.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído