El Fútbol Sala Zamora viajaba este sábado hasta la localidad portuguesa de Mogaoduro para afrontar una nueva prueba de pretemporada. Una prueba que volvía a saldarse con una victoria y que mantiene invicto al conjunto rojiblanco en el periodo de preparación. Una situación que no genera ni la más mínima euforia en el grupo pero que supone un respaldo importante al trabajo desarrollado semana tras semana.

Esta vez la víctima fue el Mogadouro portugués. Al descanso, el equipo de Antonio Fernández ya vencía por 3-4. Un marcador exiguo, tras ir venciendo por 1-4, que se convertiría en el 3-6 definitivo después de una segunda parte muy seria en tareas defensivas. Sendos dobletes de Andrés y José, y dos tantos más de Mario e Ibra fueron los que subieron al marcador para darle el triunfo a los zamoranos.

El técnico dio presencia en la cancha a todos los jugadores disponibles ante este equipo luso que milita en la segunda categoría del fútsal portugués. La mala noticia llegó en el capítulo de las bajas, ya que Antonio Fernández  tuvo que lamentar al final las lesiones de Imanol y Guille.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído