El GCE Villaralbo se sobrepone a una mala primera parte y golea al Becerril

 El GCE Villaralbo se sobrepone a una mala primera parte y golea al Becerril
El GCE Villaralbo se sobrepone a una mala primera parte y golea al Becerril

GCE Villaralbo y Becerril dejaron para el espectador un encuentro extraño, complicado de digerir y con sensaciones contrapuestas en ambos banquillos. Y es que los dos equipos tuvieron momentos brillantes en el encuentro, momentos de muchas lagunas y cualquiera de los dos pudo ganar. Es verdad que la goleada cayó del lado local, e incluso los villaralbinos pudieron haberse marchado del partido con una diferencia aún mayor, pero la realidad es que el Becerril también pudo haberse llevado el encuentro si hubiera sido capaz de rentabilizar los minutos en los que se mostró más cómodo sobre el césped de la Ciudad Deportiva Fernández García.

El encuentro comenzaba de cara para el Becerril. Una falta lateral se transformaba en un balón muerto dentro del área que Niche aprovechaba para avanzar a los suyos. Era el 0-1 y el cronómetro apenas marcaba dos minutos. Ese gol, unido a la debilidad mental del Villaralbo tras venir de perder ante la Cebrereña, generaron los mejores minutos para el Becerril. Eso sí, los palentinos no fueron capaces de aumentar distancias y el primer acto acabó con un GCE Villaralbo más entonado, apoyado sobre todo en un Bruju estelar. Fue un primer acto con cierta polémica arbitral, ya que el equipo local pidió un penalti sobre Bruju y el Becerril también pidió una pena máxima por manos de Manu Arias dentro del área. El colegiado no cobró ninguna de las dos acciones y el encuentro se marchaba al descanso con un balón al palo de Bruju.

La escuadra de Tornadijo había notado mucho la presión en el primer acto, también motivada por el gol tempranero de Niche. Pero esa debilidad mental no la supo aprovechar un Becerril que tuvo que conformarse con el 0-1. En el descanso, Tornadijo movió ficha, dejó solo tres defensas, hizo un doble cambio y la entrada de Dieguito y Javi Ballesteros le dieron otro aire al equipo. Bruju seguía a lo suyo y catapultó al GCE Villaralbo a una segunda parte casi perfecta. Tras quince minutos de agobio pero sin golpear, llegaron los minutos claves de la contienda. 

Gallego frenaba sobre la línea el 0-2 de Alvarito y casi acto seguido Garban colocaba el empate de penalti. Solo dos minutos después, Mato certificaba la remontada. Era el minuto 69 y aún quedaba mucho encuentro. Esa parte final se le hizo muy larga a un Becerril que pese a las buenas sensaciones que había mostrado hasta ese momento, se vino abajo en lo físico y en lo mental. Los palentinos atacaron con más corazón que cabeza y el GCE lo aprovechó para matar el partido con un contragolpe que definió Javi Ballesteros. Ya en el minuto 90, Bruju encontraba la recompensa a su gran partido con la cuarta diana, de falta directa desde la frontal del área.

Un resultado que sigue dejando hundido al Becerril en la última posición en la tabla, pese a que las sensaciones no fueron tan malas como reflejó el marcador final, y un GCE Villaralbo que sigue empeñado en meter presión a La Bañeza en la lucha por la cuarta plaza.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído