Girona vence con claridad a un Zamarat que dio la cara hasta el final (60-67)

0 Comentarios

 Girona vence con claridad a un Zamarat que dio la cara hasta el final (60-67)
Girona vence con claridad a un Zamarat que dio la cara hasta el final (60-67)
El inicio del encuentro estuvo marcado por el escaso ritmo de ataque en ambos conjuntos. Dos triples de Mieloszynska dieron la delantera al Zamarat en el marcador, 8-7 mediado el cuarto. En Girona todo giraba entorno a Gidden, jugadora imperial y dominante como pocas en esta mermada Liga Femenina. Tras un intercambio de canastas en los últimos minutos, el resultado al término del cuarto, 16-17, dejaba la sensación de que el partido aún no había explotado con todo el potencial de los equipos.

El partido estuvo repleto de errores, con momentos más propios de una pretemporada que de la quinta jornada de liga, con intensidad defensiva pero con ausencia total de frescura y clarividencia en ataque; 19-19 tras 4 minutos de juego. La buena defensa de Pirsic sobre Gidden, la más sólida en el juego interior del Zamarat, mantuvo a las naranjas en la igualdad en el marcador, hasta que un último arreón de Girona dejó el marcador al descanso 27-31.

Tras el descanso Girona salió confiada en llevarse el partido y se distanció en el marcador (33-40 tras cinco minutos) más por demérito del Zamarat que por su propia fortaleza, que en ningún momento resulto de la contundencia que se esperaba de un equipo que aspira a ensombrecer la presumible hegemonía de Avenida.

Con 37-50 a falta de minuto y medio, Juan de Mena paró el partido, pero salvo la anotación puntual de Mieloszynska, las mayores opciones ofensivas de las visitantes les mantuvieron por delante, 40-52 a falta de 10 minutos.

Con la dupla formada por Gidden e Ibekwe funcionando en la circulación de balón y apoyadas por Chambers en las finalizaciones, Girona mantuvo su constante ritmo de anotación, dificultando que las naranjas redujesen diferencias, pese al aumento de la intensidad defensiva.

El empuje de Mieloszynska logró bajar la diferencia de diez puntos mediado el cuarto, 48-54, pero un triple de Ibekwe alejó de nuevo a las naranjas, que no transmitieron la sensación de poder ponerse por delante. Las protestas reiteradas y airadas de Juan de Mena durante todo el partido le terminaron valiendo una técnica, que facilitó que Girona recuperase su máxima ventaja, 48-61 a falta de cuatro minutos.

En el tramo final, las visitantes no cometieron errores y evitaron que el Zamarat recuperase opciones de partido. El 60-67 final dejó más sensación de igualdad que la vista sobre el parqué, ante un Girona que prometía más nivel del mostrado en el Ángel Nieto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído