Miguel Camino pasaba este miércoles por el quirófano en la Clínica Cemtro de Madrid. El extremo pistacho se ponía en manos de César Flores con el objetivo de reparar la grave lesión de su rodilla: rotura del ligamento cruzado anterior y afectación en el menisco. El vallisoletano entraba a la clínica a las ocho, era operado a última hora de la mañana y poco después de las tres de la tarde ya estaba en la habitación de la clínica. 

Era entonces cuando mandaba un mensaje a todos sus conocidos y seguidores del Balonmano Zamora. “Ya salí de la operación. Fue todo a la perfección. Ahora comienzan meses de mucho trabajo por delante. ¡Gracias a todos!”, explicaba en su perfil de la red social Twitter.

Antes de la operación, Miguel Camino hablaba con zamora24horas y valoraba la situación: “Lo bueno es que por fin podemos empezar a contar los días para volver. Hasta ahora había que pasar un periodo porque había inflamación y derrame, y es ahora cuando comienza la cuenta atrás de verdad. Ahora, de nada vale lamentarse. La vida te pone piedras en el camino y hay que buscar soluciones”, explicaba. 

Además, se da la circunstancia que el hermano mayor de Miguel Camino, también con una amplia carrera en el mundo del balonmano, sufrió con 28 años una lesión similar. En este sentido, Miguel asegura que la experiencia de su hermano será de gran ayuda: “Mi hermano mayor tuvo una lesión similar a esta cuando tenía 28 años y se recuperó perfectamente. En ese sentido tengo buena referencia”, finalizaba.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído