El Grupo Covadonga sigue siendo una bestia negra para el MMT Seguros. El conjunto asturiano le ha arrebatado el primer punto de la temporada en casa al equipo pistacho, después de un segundo tiempo extraño en el que los hombres de García Valiente tan han anotado seis goles y no han podido gestionar la ventaja que habían logrado antes del descanso. Cuando se marcharon al vestuario, los zamoranos ganaban por cinco; tras el paso por la caseta, todo cambió.

El partido estuvo embarrado ya desde el inicio. Sin hacer prisioneros en defensa, el Grupo Covadonga apretó, puso el foco sobre Octavio y desactivó los principales resortes ofensivos de un MMT Seguros huérfano de liderazgo atrás ante la ausencia de Jortos. El resultado fue un parcial inicial de 2-5 preocupante por la distancia y por las sensaciones.

Sin embargo, a medida que fueron avanzando los minutos, los locales se fueron entonando. Dos buenas acciones de Guille equilibraron el encuentro y, tras un tiempo muerto de García Valiente, los ajustes atrás devolvieron la iniciativa a los pistacho. Ahí, en los diez minutos previos al descanso, el MMT Seguros fue un vendaval. Sin guardarse nada, los zamoranos apabullaron al Grupo Covadonga, que apenas vio por dónde le venían los golpes y que se marchó al vestuario prácticamente noqueado (17-12).

No obstante, los asturianos, a pesar de parecer enterrados, jamás se entregaron. Cuando todo se antojaba controlado para un MMT Seguros más que fiable cuando defiende ventajas en el Ángel Nieto, el Grupo Covadonga ahogó a los pistacho con una defensa atinada e intensa que rompió los esquemas de los locales y que, unido al desacierto en las acciones de cara a gol del conjunto zamorano, terminó por complicar el partido.

En una situación inédita en los partidos de casa, el conjunto de García Valiente se evaporó en ataque, se vio penalizado por sus errores desde los siete metros y asistió atónito a cómo el Grupo Covadonga, de la mano de un inspirado Alejandro González, iba remando hasta llegar al partido. Así, los pistacho se encontraron con un marcador equilibrado (21-21) y sin apenas tiempo para darle la vuelta al choque.

En este punto, apareció Octavio para anotar dos goles a los que respondió con tino el cuadro asturiano, a pesar de atacar en la última acción con un hombre menos. También tuvo que defender en inferioridad la última acción el equipo visitante, pero supo repetir con éxito su estrategia de la segunda parte para evitar el lanzamiento del MMT Seguros y dejar que el partido muriera en un golpe franco directo que Alberto Molina no pudo convertir en el milagro de los dos puntos.

 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído