De nuevo frente a frente ante un viejo conocido. El MMT Seguros se mide este sábado, a partir de las seis de la tarde en el Ángel Nieto, al Grupo Covadonga, uno de los rivales que más problemas le ha puesto a los zamoranos en su trayectoria por las diferentes categorías del balonmano español y que llega a la capital del Duero dispuesto a romper dos rachas: la de imbatibilidad del Ángel Nieto y la de los pistacho en la segunda vuelta.

El duelo se presenta complicado para los hombres de García Valiente, no tanto por la situación clasificatoria del rival, que no es demasiado amenanante - los asturianos son décimos con quince puntos y más derrotas que la suma de sus empates y victorias - sino por su propio estado físico tras una semana de las complicadas para la plantilla del MMT Seguros.

A las bajas de larga duración de Rodri y de Camino, se han unido esta semana las ausencias de Iñaki y Carletes durante los entrenamientos y también los problemas en el ojo de Jortos, que sufrió un percance en uno de los primeros lances del encuentro en Alcobendas y que aún no sabe cómo podrá encarar el partido de este sábado. Sus otros dos compañeros tocados probablemente estarán, a pesar de haberse ejercitado al margen del grupo hasta el jueves.

Del mismo modo, los pistacho han querido huir de los excesos de confianza, independientemente de cómo acuda su rival. En la previa, García Valiente advertía de las virtudes de un rival muy veterano, con jugadores que cuentan con una amplia experiencia en competiciones nacionales e internacionales y que pueden ser muy incómodos en un final apretado.

Sea como fuere, los zamoranos confían en ir sacando adelante los partidos previos al parón de Semana Santa con la ayuda, en este caso, del público y nuevamente con la aportación del canterano Luisín, que no viajará con el Tevisa para seguir ayudando a la primera plantilla.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído