Movilla: “Necesitaremos una versión extraordinaria y que nuestra gente también juegue el partido”

El entrenador del Zamora CF tiene claro que el primer objetivo del equipo debe ser sumar cuanto antes tres puntos más para llegar a los 25 que dan la permanencia virtual. A partir de ahí se podrá pensar en otros objetivo.

2 Comentarios

David Movilla, en sala de prensa
David Movilla, en sala de prensa

Celta B y Zamora, dos de los equipos más en forma. Valorar eso es subjetivo. No obstante sí que es cierto que ambos estamos puntuando bastante. A partir de la jornada cuatro, el filial del Celta es el mejor equipo ratio/puntos del grupo, porque tiene dos partidos menos. Su ratio es superior al líder, por lo que si hiciéramos una tabla desde la jornada 5, el Celta B sería primero. Además, es cierto también que nos enfrentamos al mejor equipo fuera de casa actualmente, con un punto menos que el Racing, pero también con un partido menos. Además, lleva tres victorias seguidas y ha ganado en campos extremadamente complicados como Riazor o el Reina Sofía. Esos son datos objetivos. Y esto a parte de la capacidad de sus futbolistas, que es algo más opinable.

Jugadores. Pues tiene cinco jugadores mayores de sub23, no es un filial por tanto al uso con todo jugadores muy jóvenes, aunque también los tienen. Su último fichaje tiene experiencia en Primera División. Josipovic hace tres años estaba en la Juventus de Turín. Cuenta con 14 internacionales de categorías inferiores en ocho países diferentes. Eso son datos. Y luego la valoración deportiva es la mejor. Es mejor equipo que cuando fuimos en la ida, porque todos lo filiales evolucionan. La buena noticia es que nosotros también somos mejor equipo.

Motivación por la derrota clara de la ida. Es un partido que personalmente no guardo con buen recuerdo por muchas cosas. Todos coincidimos que es el partido en el que más lejos hemos estado de nosotros mismos, de conectarnos con nuestra mejor versión y eso está en nuestro debe. No es perder, porque se puede perder siempre, sino que merecimos perderlo claramente y nos sentimos muy alejados de lo que somos. Independientemente de cómo salgan las cosas, no fuimos capaces de ser nosotros mismos, por diferentes circunstancias y eso está en nuestro debe. Necesitaremos nuestra mejor versión, porque una versión regular del Zamora no será suficiente ni para empatar. Necesitamos por tanto una versión extraordinaria, estar conectados y conectar a nuestra gente, porque necesitamos que ellos también jueguen el partido. Recuerdo un partido hace dos semanas en el que el equipo local remontó un 0-2 gracias al empuje de su gente. Somos unos privilegiados de poder jugar con parte de nuestra afición, y eso tiene que ser un valor añadido y los necesitamos. Este equipo necesita derramar hasta la última gota de sangre para puntuar y el apoyo de la gente es esencial.

Rendimiento de los cuatro fichajes de invierno. No están todavía en su mejor versión, pero es normal. Necesitan un tiempo para coger automatismos, ritmo… los cuatro están en buena lid y convencidos de que no se ha visto su mejor versión aunque están cerca.

Debate sobre si cambiar ya de objetivo. Me reafirmo en lo que dije tras el partido ante el Pontevedra y se puede demostrar con datos tangibles y contundentes. El debate que exista fuera no me preocupa, me preocupa cómo vibra el equipo de puertas para dentro. Llevo años aquí y sé que se pasa de la euforia al drama, y a la inversa, muy rápido. En mi primer año recuerdo que empatamos contra la Segoviana a falta de siete jornadas y era un drama porque no íbamos a quedar campeones. A la semana siguiente ganamos y recuperamos el liderato y ya íbamos a ascender seguro. Es sólo un ejemplo. Nosotros nos fijamos 25 puntos para lograr la permanencia. Nos faltan 3 puntos, a conseguir en seis jornadas. Si le hubieran preguntado al Pontevedra hace seis semanas que tenía que sacar tres puntos para conseguir el objetivo lo hubieran dado por hecho; pues bien, en las últimas seis jornadas ha sacado dos puntos. Nadie pone en duda el potencial del Pontevedra, pero ha sacado 2 de 18. Es decir, menos de lo que nosotros necesitamos para ser equipo de Segunda B. Otro equipo que no es sospechoso de objetivos menores es el Deportivo de la Coruña. Si hace seis semanas decimos que le quedan tres puntos para logar su objetivo, lo hubiéramos dado por hecho. Pues bien, el Depor ha sumado 2 de 18. Con esto quiero decir que en este grupo el potencial es máximo y si equipos como Deportivo o Pontevedra, llamados a estar en posiciones altas y con el objetivo de subir a Segunda A, no han sido capaces en este grupo de sacar tres puntos de 18, nos equivocaríamos diciendo que nosotros lo conseguiremos de manera fácil y que lo tenemos hecho. Todos aquellos que dicen que lo tenemos hecho no tendrán que derramar una gota de sudor. Aquí los que tienen que correr, sudar, disputar, partirse la cara por este escudo saben lo difícil que es sumar cada punto. Esperamos que los que dicen que lo tenemos hecho vengan al campo a arengar y jueguen el partido, porque los necesitaremos.

Cinco ceses de entrenadores en lo que va de temporada. No soy el indicado para ver lo que pasa en otros clubes. Cinco de diez equipos del grupo han cambiado de entrenador. Es una locura, una vorágine en la que estamos. Entiendo que la palabra proyecto en esto del fútbol prácticamente no existe porque no creo que haya habido cinco entrenadores que hayan hecho mal su trabajo. El grupo es tremendamente complejo y hay unanimidad dentro del colectivo de entrenadores y jugadores que este grupo es tremendamente complejo. Si ninguno de esos equipos ha soportado una mala racha, dentro de que en este grupo es lo habitual, para darle continuidad a un entrenador dice bien claro cómo está la situación. Además, te obliga a estar alerta porque cuando veas las barbas de un vecino pelar... Repito que es la vorágine en la que vivimos, siempre la cuerda se rompe por el mismo sitio, cada club tendrá sus motivos y no soy quien para valorarlos. Pero mi abrazo y apoyo para todos los compañeros que han perdido su puesto de trabajo. Un abrazo especial a Emilio Larraz porque lo conocía desde hace tiempo y me constaba lo feliz que era ejerciendo su vocación lejos de casa y estará pasando momentos difíciles. A nadie le gusta ver a un compañero así, y me duele.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído