‘Sin pólvora’ treinta y cuatro jornadas después

La última vez que el Zamora no marcaba una diana en liga regular fue el 24 de marzo de 2019 en casa del Atlético Tordesillas en un duelo que terminó empate a cero. Treinta y cuatro jornadas de liga regular después, los de Movilla volvían a quedarse a cero en Ávila.

 DSC 0206
DSC 0206

Uno de los motivos del bajón que está sufriendo el Zamora en este mes de febrero reside en el descenso evidente de goles anotados. Después del 4-1 al Júpiter Leonés en el Ruta de la Plata, los rojiblancos tan solo han sido capaces de anotar 3 dianas en 360 minutos. Un tanto frente a la Segoviana, otro contra el Becerril, uno más frente al Astorga y ninguno en el Adolfo Suárez de Ávila.

El equipo de David Movilla ha creado menos ocasiones en estos cuatro encuentros, sobre todo en los tres a domicilio, y se ha mostrado inoperante a la hora de definir en gol las ocasiones claras, que aunque menos que de costumbre sí han existido.

Precisamente, el 1-0 en Ávila rompe un registro de 34 partidos seguidos marcando del Zamora en liga regular. La última vez que el Zamora no marcaba una diana en liga regular fue el 24 de marzo de 2019 en casa del Atlético Tordesillas en un duelo que terminó empate a cero. Desde ese reparto de puntos sin goles, los de Movilla alcanzaban el final de la liga regular con 24 goles en 8 partidos, recuperando un olfato goleador que volvió a perderse en la parte trascendental de la temporada: la fase de ascenso.

Pero en liga regular, el Zamora CF siguió marcando y esta temporada fue capaz de anotar hasta 62 tantos en las primeras 26 jornadas. Tras esos buenos datos, este domingo en Ávila el Zamora volvía a quedarse sin pólvora. Una situación que más allá de ser anecdótica sí puede ser la consecuencia de un bajón de rendimiento de los atacantes. En Segovia marcó Zotes su primer tanto de la temporada, en Becerril fue el central Asiel y ante el Astorga un libre directo de Carlos Ramos.

Los hombres de vanguardia del Zamora han perdido en estas semanas un olfato goleador que en el caso de los delanteros siempre va por rachas. El problema en el Zamora en este periodo es que ninguno de sus atacantes tiene la racha buena y de ahí los problemas para convertir en gol las llegadas generadas.

Archivado en:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído