Ser o no ser para el Virgen de la Concha Caja Rural en Ávila

Partido de vital transcendencia el que disputará este sábado (19.00 horas) el Caja Rural de Zamora en el Carlos Sastre abulense. Un duelo que, sin ser definitivo, sí que marcará el devenir de los zamoranos en lo que resta de segunda vuelta.

0 Comentarios

Una entrada a canasta.
Una entrada a canasta.

El cuadro verderón se encuentra con un triunfo más que los cajeros, por lo que en caso de victoria zamorana quedarían empatados en la clasificación a expensas del basketaverage particular, que de momento favorece a los de José Antonio Sánchez que se llevaron el choque disputado en el Manuel Camba por una diferencia de doce puntos. Por este motivo, no solo la victoria es importante si no que también lo es el hecho de tratar de superar esa diferencia para hipotéticos empates al final de la competición.

Será un partido a cara de perro para ambos conjuntos que son conscientes de la importancia de conseguir la victoria. Los abulenses porque dejarían al Caja Rural a una distancia de dos partidos más el average, con nueve partidos por disputar. Para los zamoranos porque igualarían en la tabla a un rival directo y comprimirían la parte baja de la clasificación, equilibrando al máximo las plazas de descenso directo.

Una jornada en la que se vivirá además el derbi pucelano entre el Real Valladolid y el UVA, los otros dos conjuntos inmersos directamente en la lucha por la salvación y del que estarán muy pendientes tanto zamoranos como abulenses.

El Ávila Auténtica no está atravesando su mejor momento de resultados y eso le ha llevado a una situación complicada de la que están tratando de salir. Por plantilla, debería ocupar puestos más altos en la clasificación pero la dinámica negativa en la que está sumida el equipo le ha abocado a encontrarse luchando de pleno por evitar el descenso. Ante el Caja Rural, tratarán de tomar el oxígeno necesario para afrontar la parte definitiva de la competición, algo que los pupilos de Vicente González deben de evitar, llevándose el triunfo de la ciudad amurallada.

En el partido de la primera vuelta, la fortuna sonrió al conjunto verderón, que cuajó un buen encuentro dejando sin opciones de triunfo a los zamoranos. Ánder Pérez dominó la pintura en ambas zonas y fue un verdadero quebradero de cabeza para los pivots zamoranos. Ezequiel Herrera y Antonio Izquierdo secundaron al center visitante para asegurarse la victoria. El Caja Rural no estuvo acertado en ataque y acabó pagando su mal arranque de partido.

En esta ocasión, con la plantilla muy renovada desde entonces, los zamoranos tratarán de voltear la situación y conseguir una victoria vital para sus aspiraciones. Para ello, deberán mostrarse más intensos en labores defensivas y parar las fuentes de anotación de su rival. Mantener la concentración durante los cuarenta minutos y ser agresivos atacando el aro de su oponente buscando situaciones favorables para sus principales artilleros. Deberán igualmente saber gestionar la presión en los momentos delicados y no precipitar sus acciones, provocando canastas fáciles de su rival, algo que les castiga en demasía en muchos encuentros.

Toda la expedición está concienciada de que el único objetivo posible es la victoria y para ello se han preparado a lo largo de la semana, sobre todo después de dejar escapar el último encuentro en el que el quinteto titular de Bezana acabó con las esperanzas del Caja Rural. Una derrota que deberá servir como acicate para tratar de enmendar errores pasados, justo antes de afrontar la jornada de descanso.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído