Todo apuntaba a un derbi bonito, intenso, atractivo y con mucho ambiente en la gradas. Pero el temporal que durante las dos horas del encuentro se cebó en el estadio municipal Ruta de la Plata deslució por completo la animación. Y eso que fueron muchos los aficionados que decidieron llevar sus disfraces y aprovechar el partido para lucir sus vestimentas en Sábado de Carnaval. Pero el encuentro no ayudó. 

La falta de juego restó atractivo al partido y solo las rachas de fe y coraje de los jugadores en la segunda parte levantaron a unos y otros del asiento. De los mil espectadores que acudieron al Ruta de la Plata, poco más de medio centenar de seguidores apoyaban al Villaralbo, y saltaron con el gol de Gaban. Antes, los del Zamora lamentaban las ocasiones falladas por los delanteros locales.

Al final, júbilo desmedido en un GCE Villaralbo que terminó la celebración en el vestuario del Ruta de la Plata, y tristeza en una parroquia local que ya empiezan a ver con recelo la mala racha que ha comenzado el equipo de Balta en esta parte del campeonato.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído