Todo listo para la Vuelta a Zamora ‘más segura’

La ronda zamorana será la primera prueba por etapas del calendario en nuestro país para las categorías élite y sub23 por lo que habrá muchos ojos puesto en su funcionamiento. Contará con un presupuesto similar a otras ediciones, ya que si bien se reducen las etapas y el número de equipos, hay que sumar todo lo relacionado con el protocolo sanitario. En total, alrededor de 75.000 euros para una edición en la que participarán 96 ciclistas.

 Sin título 1
Sin título 1

Tras la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, el ciclismo amateur retoma su actividad con la disputa de la ronda zamorana. El pelotón élite y sub-23 afronta una competición que tendrá lugar del 14 al 17 de julio. La carrera se celebrará respetando el protocolo establecido por la RFEC, destacando entre sus medidas la realización obligatoria de test PCR a todos los participantes en la competición. De hecho, la organización ha contratado a una empresa de riesgos laborales para que se encargue de que se cumplan todas las normas sanitarias.

De esta forma, los mejores corredores amateur del panorama nacional se darán cita el próximo 14 de julio para arrancar la competición tras el confinamiento en la Vuelta a Zamora. 16 equipos con 6 corredores cada uno conforman un pelotón de 96 ciclistas que recorrerá más de 415 kilómetros por toda la provincia.

El organizador Manuel Campesino explicaba la situación vivida y las decisiones que se han tenido que tomar: “Solemos hacer la Vuelta a Zamora con 20 equipos. Este año hemos reducido los equipos a 16, con 6 corredores cada uno. Serán 96 corredores, que nos ayudará a controlar todo, en los hoteles”, aclaraba este viernes durante la presentación, en la que confirmaba que el presupuesto será similar a otras ediciones, ya que si bien se reducen las etapas y el número de equipos, hay que sumar todo lo relacionado con el protocolo sanitario. Un presupuesto que rondará los 75.000 euros.

Los cuatro días de competición de la Vuelta a Zamora incluyen un prólogo inaugural y tres etapas en línea, de las cuales dos finalizarán en alto. Las etapas más duras se acumulan en los últimos días, por lo que nada estará decidido hasta el último kilómetro de esta edición. La primera etapa será en Villardeciervos, con una crono de 3,4 km que saldrá de la playa de la localidad y llegará a la estatua ubicada en el centro del pueblo. La segunda jornada unirá el Hotel Casa Aurelia de Villaralbo con Roales en una etapa llana de 141,3 km en la que la única complicación llegaría en caso de que apareciera el viento.

Las dos etapas que decidirán la Vuelta a Zamora serán las últimas. La tercera etapa que une Mombuey y el Alto de Aciberos, con 139km de recorrido, y la cuarta que traza el recorrido entre Mahide y Viñas, con 131,6 km.

También tomaron la palabra el presidente de la Diputación y el diputado de Deportes para apuntar la importancia de una prueba como esta que ayuda a “dinamizar el medio rural” ya que durante estos días varios establecimientos de la zona se verán beneficiados. “Es un tipo de evento que no solamente es deportivo, sino también turístico, y hay que ayudar a este sector que tanto ha sufrido y está sufriendo durante esta crisis del coronavirus”, comentaba Jesús María Prada, que agradecía la implicación de la organización y de las corporaciones de los distintos pueblos por los que pasa la Vuelta a Zamora.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído