Trabajado triunfo de un CB Zamora comandado por un imperial Okonkwo

El pívot blanquiazul finalizó el duelo con 24 puntos y siendo la pieza fundamental del plantel no solo en ataque, sino también en defensa para liderar a su equipo a una victoria muy trabajada por los zamoranos.

Okonkwo en una acción del encuentro
Okonkwo en una acción del encuentro

El CB Zamora recibía este domingo en el pabellón municipal Ángel Nieto a Alcobendas, colista de la categoría, pero que en la ida derrotó con justicia a los pupilos de Saulo Hernández. Es por ello que en el vestuario había cierto ánimo de revancha para quitarse la espina de un mal encuentro en la ida, tal y como reconocía en la previa el técnico zamorano Saulo Hernández.

La salida fue equilibrada entre dos conjuntos que no lograban imponer su estilo. No obstante, con el paso de los minutos, parecía que Alcobendas estaba más cómodo sobre la cancha, encontrando el aro rival con facilidad y secando el ataque del CB Zamora, que se veía sin ideas para poder anotar con fluidez. Las primeras ventajas eran para los madrileños, que se iban al primer receso ganando por 15-18.

La salida del segundo parcial fue nefasta para los zamoranos. Alcobendas había tomado la medida al partido, jugaba con comodidad alternando en ataque el juego exterior, con un elevado acierto, y el juego interior, aprovechando la endeblez en la zona de los zamoranos. Alcobendas lograba la máxima renta del encuentro al colocarse diez arriba, 23-33, cuando restaban algo más de cuatro minutos para el descanso.

Ahí, Saulo Hernández decidió volver a darle minutos a Namdy y fue la clave del estirón zamorano. El center se hizo enorme en la pintura, tanto en ataque como en defensa, y el equipo supo interpretarlo. En retaguardia ningún rival era capaz de superarle, y en ataque el CB Zamora cargaba el juego en él para que anotase canastas cómodas. La reacción fue tal del conjunto blanquiazul que con un parcial de 13-2 se fue al descanso ganando por 36-35.

La puesta en escena del tercer parcial fue mejor de Alcobendas, pero rápidamente el CB Zamora tomó de nuevo el mando. Sin ser un equipo arrollador, al menos sí supo jugar con cabeza en ese parcial en el que además de la clave de Namdy, también resultó importante la presencia de Canda y Mendicote. El CB Zamora lograba al final del tercer cuarto una de sus máximas ventajas: 59-51 y diez minutos por delante.

Todo se iba a decidir en el último parcial. Para entonces, Canda y Namdy se erigían en los líderes anotadores del equipo. Hay que recordar que ninguno de los pudo estar en el duelo de ida por no estar inscritos en la competición entonces, y en este choque estaba siendo determinantes. No obstante, todavía estaba por decidir, y se encargó de demostrarlo un Alcobendas que no se rindió. En cuanto los zamoranos bajaron el nivel de intensidad, con Namdy en el banquillo al acumular cuatro faltas, los madrileños lo aprovecharon y suturaron la herida. A falta de menos de cuatro minutos, el marcador reflejaba un igualado 66-64.

A los zamoranos se les estaba atragantando la zona puesta por Alcobendas en este cuarto y Saulo Hernández se veía obligado a pedir un tiempo muerto. La salida de nuevo a cancha de Namdy Okonkwo fue clave para que los zamoranos reventaran la zona madrileña jugando por encima del aro y abriendo una nueva brecha (72-64, min.38). En esos últimos instantes, el CB Zamora supo templar los nervios y cerrar la victoria con el definitivo 74-64.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído