Zamora Rugby lucha hasta el final pero cae en la final de la Copa Castilla y León

La final de Copa de Castilla y León de rugby se celebró este pasado sábado 27 de abril en los campos de Arroyo de la Encomienda de Valladolid y enfrentó al equipo local, Arroyo, contra el Zamora Rugby Club.

 IMG 0415
IMG 0415

Muy buen ambiente en las gradas con amplia presencia de seguidores zamoranos que no pararon de animar a los Carneros en ningún momento. La alineación del Zamora Rugby Club fue la formada por Gimli, Socio, Estévez, Egipcio, Randy, Moreno, Cuñao, Albarrán, Saúl, Juanillo, Asturaino, Melgui, Podenco, Bacterio y Justin. Como suplentes se incorporarían después Tyson, Tijeras, Cuco, Polo, Jorge e Isma.

Los primeros minutos del partido comenzaron con dudas por parte de ambos equipos sin un dominador claro y jugando en la zona de medio campo. A partir del minuto 5, los locales se hicieron con el oval metiendo al ZRC en su propio campo que era incapaz de retener las posesiones de balón y al que sólo le valía defender. Sería en el minuto 14 cuando se inauguraba el marcador al conseguir Arroyo su primer ensayo (no transformado) en una bonita jugada, moviendo el balón de un lado al otro del campo hasta que generaron la superioridad parea poder ensayar libremente.

Tras el ensayo el encuentro seguía por los mismos derroteros. Los Carneros se defendían lo más dignamente que podían de las oleadas locales y las pocas ocasiones en que disponían del oval eran malogradas sobre todo por los fallos en las touches propias.

En el minuto 27 el ZRC acortaba distancias en el marcador al transformar Juanillo un golpe de castigo centrado tras un claro retenido de un jugador local. 5-3 para Arroyo. Parecía que por fin el Zamora Rugby Club podría ofrecer más en ataque pero fue un mero espejismo ya que en el minuto 29, Arroyo conseguía una nueva marca (sin transformar) similar de factura a la del primer ensayo aunque esta vez penetrando por el centro.

Con el tiempo ya cumplido, los locales marcarían su tercer ensayo -que tampoco transformarían- dejando el tanteador en 15-3 para ellos al final de la primera parte. La arenga del entrenador zamorano, Ángel Marcos, en el descanso parece que surtió efecto pues el ZRC era ahora el único poseedor del oval y en el minuto 8 los Carneros marcaban su primer ensayo en una jugada de intenso trabajo tras varias fases en línea de 5 local en la que Arroyo impotente, no dejaba de cometer golpes de castigo, y finalmente Gimli sería el anotador del ensayo que transformaría Juanillo. 15-10 para Arroyo pero con prácticamente toda la segunda parte por disputar y que albergaba la esperanza de la remontada por parte de los Carneros.

Se había producido un vuelco total en lo visto hasta ese momento, en la que Arroyo se veía impotente para retener el oval y lo rifaba en las pocas ocasiones en las que disponía de él, merced a la buena presión de los zamoranos. El ZRC seguía inquietando la línea de 5 local pero sin conseguir premio. Pasaron los minutos y Arroyo se recompuso y en el minuto 25 lograría una nueva marca (esta vez sí, transformada) tras salida de golpe de castigo al llegar el oval al ala tras un fallo defensivo del ZRC.

Se escapaba de nuevo en el marcador el Arroyo para dejar el marcador en 22-10. No bajó los brazos el ZRC y siguió insistiendo en ataque y metiendo en su campo al Arroyo pero nuevamente sin obtener puntos. En el minuto 35 con melé a favor zamorana, tras un lío para sacar el balón de la misma, Arroyo se hace con el balón y logra un nuevo ensayo (transformado) que prácticamente dejaba el encuentro visto para sentencia tras reflejar el marcador un claro 29-10.

Y con el tiempo casi cumplido, los Carneros consiguieron su segundo ensayo tras tener embotellado a los Ornitorrincos en línea de 5 durante bastante tiempo, en el que los locales no pararon de cometer infracciones y que finalmente el árbitro saldó con ensayo de castigo para dejar el tanteador final en 29-17 para Arroyo. Este último ensayo fue prueba de la no rendición de los zamoranos en ningún momento y de la casta y garra con la que jugaron todo el partido.

En definitiva, partido intenso, bonito y emocionante de ver, con una parte para cada equipo. El Zamora Rugby Club se dejó todo lo que tenía en el campo pero no fue suficiente. Y como colofón de fiesta, un gran tercer tiempo ofrecido por los locales, donde como es costumbre, entre cerveza y cerveza se comentó el partido entre los jugadores y la afición.

Con este partido se cierra la temporada oficial y ya los próximos encuentros estarán enmarcados en la celebración del cincuenta aniversario del Zamora Rugby Club.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído