El 25% de los mayores de 65 años vive solo. Los psicólogos advierten del peligro de la soledad emocional

Castilla y León es una de las autonomías más envejecidas de España, con un 25,6% de ciudadanos en edad de jubilación

Un jubilado zamorano
Un jubilado zamorano

Uno de cada cuatro mayores de 65 años vive solo en Castilla y León. Un dato que preocupa al Colegio de Psicología de Castilla y León. 

Los profesionales advierten de los peligros que supone la soledad física, pero ponen el foco especialmente en la soledad emocional. “Las personas que viven solas tienen una mayor vulnerabilidad, pero no todo es la compañía, ya que el sentimiento de aislamiento también está ligado a cómo vivimos las relaciones significativas y con uno mismo. Es una obligación de la sociedad cuidar a las personas mayores y cuidarnos nosotros para atenderles mejor”, afirma la responsable del grupo de trabajo de ‘Psicología del envejecimiento’ del COPCYL, Marta Abril.

La conexión con el entorno, según los psicólogos, es muy importante para las personas mayores, especialmente en Castilla y León, la cuarta comunidad de España con mayor porcentaje de personas mayores de 65 años que viven solas (23,7%), por detrás de Asturias (25,5%), Aragón (25,3%) y Cataluña (24,3%). “El autocuidado físico, la higiene personal, el deporte, el entrenamiento cognitivo, la alimentación o el sueño son algunos aspectos básicos para que las personas mayores lleven una vida activa y sana, tanto físicamente como psicológicamente”, señala Marta Abril.

Castilla y León es una de las comunidades más envejecidas de España, con un 25,6% de población mayor de 65 años, un porcentaje que supera en más de seis puntos al nacional (19,4%), según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). De ahí que los psicólogos castellanos y leoneses pongan el foco de atención en fomentar un envejecimiento activo de la población. “Una vez que alcanzamos la edad de jubilación, con la esperanza de vida actual, todavía nos quedan unos 30 años por delante, así que tenemos que establecer proyectos de vida, seguir conectados con la sociedad”, explica Marta Abril, que añade: “Tenemos que ayudarles a tener una visión longitudinal: qué ha sido mi vida, qué soy ahora y qué quiero ser. Seguimos siendo la misma persona, pero nuestras circunstancias van cambiando”.

Los psicólogos lo tienen claro: la vejez hay que comenzar a prepararla con anterioridad. “Estamos en una sociedad proactiva de ‘hacer, hacer, hacer’ y, cuando llega la edad de jubilación, hay un parón y nos sentimos perdidos”, apunta la responsable del grupo de trabajo de ‘Psicología del envejecimiento’. De ahí la importancia de las actividades a nivel intergeneracional, según deja claro Marta Abril: “Todos llegaremos a esa edad y debemos ser conscientes de ello y ayudar a las personas mayores a que formen parte del engranaje de la sociedad, a que sigan conectados con el entorno. Los cuidados médicos y funcionales son básicos, pero atender a las necesidades psicológicas es primordial hoy en día”.

 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído