Alrededor de 500 zamoranos, afectados por la Enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa

Se trata de dos patologías diagnosticadas como enfermedad inflamatoria intestinal, que este 19 de mayo celebra su día mundial. Son dos enfermedades crónicas que no tienen cura, si bien quienes la padezcan pueden desarrollar una vida completamente normal

 Un calendario ‘de película’ para visibilizar a los enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa
Un calendario ‘de película’ para visibilizar a los enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa

Este sábado, 19 de mayo, se celebra el Día Mundial de las Enfermedad Inflamatoria Intestinal, un problema que afecta a decenas de personas, cada vez más. Las enfermedades que se engloban dentro de dicha definición son la colitis ulcerosa y la Enfermedad de Crohn.

Vanesa Prieto, médica de la Unidad del Aparato Digestivo del Complejo Asistencial de Salamanca, detalla que la Enfermedad de Crohn es una enfermedad “cuya causa todavía es desconocida”, como muchas que son autoinmunes.

Sí que hay factores predisponentes, como tener un familiar con esta enfermedad, que es “muy parecida a la colitis ulcerosa”, ya que se trata, de igual manera, de una enfermedad inflamatoria intestinal crónica (EIIC), que afectan al tubo digestivo.

“Cada vez sabemos más de estas enfermedades”

Los síntomas de la Enfermedad de Crohn varían según la localización de la enfermedad, ya que esta “puede afectar a varios niveles del punto digestivo”, desde la boca hasta el ano, si bien lo más habitual es que se diagnostique en el intestino delgado, mientras que la colitis ulcerosa afecta al colon, explica Vanesa Prieto.

Así, la gravedad de la enfermedad depende de donde se localice, puesto que el comportamiento y la sintomatología varían. Fundamentalmente, estos serán “dolor abdominal y diarrea” y, si se trata de colitis ulcerosa, también se producirá sangrado rectal o rectorragia.

La médica de la Unidad del Aparato Digestivo afirma que “cada vez sabemos más de estas enfermedades” y, gracias a ello, existen tratamientos nuevos, como son los fármacos biológicos.

Acudir al médico de Atención Primaria para diferenciar de una enfermedad de intestino irritable de un Crohn

Vanesa Prieto recuerda que a la primera persona que tiene que acudir un paciente, en caso de tener síntomas de una enfermedad digestiva, es acudir a su médico de Atención Primaria para que le realice pruebas no invasivas

Cuando un paciente, primera persona acudir, médico atención primara, pruebas no invasiva, estudio diarrea, para diferenciar de un síndrome de intestino irritable, como puede ser una diarrea, de algo orgánico, como es la Enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, ya que tener una de estas patologías “no es lo habitual”.

De hecho, la incidencia en la población europea es entre 6 y 9 casos entre 100.000 habitantes al año, si bien “cada vez diagnosticamos más”, ya que ha ido en aumento, como la mayoría de enfermedades poco frecuentes.

Las personas con Crohn pueden tener una vida “totalmente normal”

“La Enfermedad de Crohn se cursa en brotes”, explica Vanesa Prieto, por lo que hay momentos en los que se inflama el aparato digestivo y en los que se debe ajustar el tratamiento, para que así la enfermedad “esté en remisión”. Fuera de dichos brotes, la patología está controlada y las personas con Crohn tienen “una vida totalmente normal”, también en la alimentación, que sólo se registre en los momentos de mayores síntomas y diarrea, pero apenas en lo referente a “comidas con más fibra y residuos”.

Además, si diagnostica de manera precoz, hay menos problemas, ya que uno de los grandes inconvenientes es detectar la Enfermedad de Crohn con retraso, ya que se pueden producir “lesiones irreversibles del intestino”.

Es por ello que se intenta saber si las personas están afectadas por el Crohn en una edad temprana. Esta se suele dar en “gente joven, entre los 30 y los 40 años”, que “empiezan con diarrea y dolor abdominal” y, de igual manera, pueden tener síntomas de “pérdida de peso y fiebre”. Es ahí cuando aumentan las sospechas de que se trate de una enfermedad orgánica, por lo que se deben solicitar pruebas al médico de cabecera y, si se detecta, el paciente será derivado a la Unidad del Aparato Digestivo, que completará el estudio y aplicará el tratamiento necesario.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído