Los alumnos, con opiniones dispares sobre el adelanto a julio de la segunda convocatoria de la EBAU

Algunos reconocen que sí se están viendo afectados por el cambio de fechas y muestran su rechazo a que las recuperaciones sean en julio. Sin embargo, el malestar no es generalizado, y hay estudiantes que llevan el curso bien.

 Casi seiscientos alumnos de Zamora se preparan para la primera Selectividad de la LOMCE
Casi seiscientos alumnos de Zamora se preparan para la primera Selectividad de la LOMCE

Parece que a las instituciones pertinentes les gusta que se hable de las pruebas de acceso a las universidades. Si bien se viene reclamando por parte de estas que haya una prueba única en toda España y que así no se favorezca a determinados alumnos por proceder de una comunidad autónoma u otra, esta demanda todavía no se ha visto cumplida, aunque parece que se tratará en el Pacto de Estado por la Educación.

Sin embargo, una de las medidas que sí se ha aprobado en Castilla y León para que entre en vigor este año y que cumple una de las exigencias de las universidades es adelantar las fechas de las evaluaciones. Antes, los alumnos se examinaban a mediados de junio de la primera convocatoria y, para aquellos que no hubiesen podido presentarse a esta, estaba el mes de septiembre, que albergaba el segundo intento para acceder a una nueva etapa estudiantil.

Sin embargo, todo eso ya ha cambiado. Ahora, el alumnado que apruebe el curso a la primera se examinará de la antigua ‘Selectividad’ los días 5, 6 y 7 de junio, es decir, una semana antes. Ese quizá no sea un gran cambio (aunque, de hecho, sí lo es, porque obliga a adelantar las evaluaciones del curso, al menos, una semana), pero sí que lo es el adelanto de la segunda convocatoria. Esta será los días 4, 5 y 6 de julio, es decir, dos meses antes.

¿Eso qué supone? Pues que las recuperaciones de Bachillerato se adelantarán también unos dos meses, pasando de situarse en los primeros días de septiembre a mediados del mes de junio, aproximadamente, y dependiendo del centro. Un cambio que, a priori, perjudicará a los jóvenes estudiantes que hayan suspendido alguna asignatura, puesto que tendrán muy poco tiempo para poder estudiarla de nuevo.

Un cambio que no gusta a los estudiantes, ya que les deja “poco tiempo para estudiar”

Los que ven con malos ojos este cambio argumentan que es negativo “porque hay que adelantar la evaluación y nos dejan muy poco tiempo para estudiar” cuando lo que está en juego es su futuro, ya que de la nota que obtengan “dependerá qué carrera podemos estudiar”. Sin embargo, en la parte contrario, los alumnos creen que es mejor que hayan adelantado ligeramente la primera convocatoria, ya que así “tienes más reciente el temario”, aunque también reconoce que “tienes menos tiempo para preparártelo”.

Los exámenes del curso los tendrán a mediados del mes de mayo, algo que les hace ir a una gran velocidad en las clases. “Mi evaluación es entre el 15 y el 20 de mayo, y si la suspendo en mayo, la recupero en junio, cerca del día 20”, explican los estudiantes, que añaden: “en julio no te pueden evaluar”, y es que les parece “fatal” que no haya septiembre, ya que “es un fastidio, sólo te dan un mes”.

“Los que hayan suspendido la primera convocatoria difícilmente sacaran más nota en un periodo tan corto”, y que sí sólo suspendes una asignatura se podrá recuperar, pero si los suspensos ascienden a dos “es muy difícil que te puedas centrar y aprobar ambas”, y es que antes tenían “todo el verano para preparase todas las asignaturas y hacerlo bien”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído