El Ayuntamiento de Zamora tratará de suplir la supresión de aparcamientos con un nuevo párking privado

Gracias al convenio alcanzado con el Obispado se realizarán dos nuevos espacios para el aparcamiento

Presentación del convenio entre el Obispado y el Ayuntamiento de Zamora
Presentación del convenio entre el Obispado y el Ayuntamiento de Zamora

El Ayuntamiento de Zamora y el Obispado suscribirán un convenio urbanístico sobre la cesión dos parcelas situadas en la zona posterior al Seminario de San Atilano, que serán destinadas a zona de estacionamiento de vehículos en superficie y un futuro aparcamiento subterráneo, como dotaciones complementarias a la Zona de Bajas Emisiones que está ejecutando el Ayuntamiento en varias calles de la zona centro de la ciudad. Del acuerdo alcanzado, que se materializará próximamente mediante el correspondiente convenio de colaboración, han informado hoy el alcalde, Francisco Guarido, junto al Obispo de Zamora, Fernando Varela, el ecónomo de la Diócesis, José Manuel Chillón, y la concejala de Cultura, Mª Eugenia Cabezas

El acuerdo supone la cesión de un espacio libre situado en la parcela del propio Seminario, situado entre el propio edificio y el frontón de San Atilano, para el que se establece una cesión de uso temporal; y una parcela  de casi cinco mil metros de superficie, situada al otro lado de la Cuesta del Caño, que en el Plan Especial del Casco Antigua figura como espacio libre de uso público, por lo que en este caso se produce una cesión anticipada al desarrollo futuro del estudio de detalle que figura en el planeamiento urbanístico.

Gracias a estas cesiones el Ayuntamiento habilitará un aparcamiento en superficie para unas ochenta plazas y con regulación ORA en la zona posterior de la parcela e Seminario, como estacionamiento disuasorio en esta zona de la ciudad, cuyo objetivo es la reducción en el tráfico urbano y promoción de una movilidad sostenible, como consecuencia de la instalación de la Zona de Bajas Emisiones que se está construyendo entre la plaza del Mercado y la avenida de Portugal, según puso de manifiesto el acalde. La entrada al nuevo estacionamiento, que estará habilitado antes de un año, se realizará por la calle de Puerta Nueva, con fácil acceso peatonal a la zona del Mercado a través de la cuesta del Caño y la calle Monforte; y a la calle de San Pablo y Cortinas de San Miguel a través de la ronda de Puerta Nueva. Esta cesión temporal  se materializará mediante la suscripción de un contrato de alquiler, con una duración de ocho años y un importe de 24.000 euros anuales (IVA incluido).

La segunda parte del acuerdo  supone la cesión anticipada de la parcela situada entre la cuesta del Caño y la muralla de la ronda de Puerta Nueva, por lo que el Ayuntamiento podrá inscribirla a su favor en el Registro de la Propiedad, para la construcción de un futuro aparcamiento subterráneo con capacidad para más de 250 plazas, sobre el que se asentará una espacio ajardinado, ya que de acuerdo con el planeamiento se trata de un espacio libre de uso. Una vez que esté construido el subterráneo la parcela del Seminario se revertirá al Obispado, donde en un futuro podría construirse una residencia para personas mayores u otro tipo de equipamiento social o comunitario.

Para el alcalde de Zamora se trata de de uno de los convenio suscritos por el Ayuntamiento "más importantes para la ciudad, por su repercusión social y urbanística para los ciudadanos, pero con escaso contenido económico", ya que permite la dotación de un espacio de aparcamiento disuasorio y complementario a la Zona de Bajas Emisiones y da servicio también al barrio de la Horta. Francisco Guarido considera que el aparcamiento en superficie estará habilitado antes de un año, con una inversión estimada de 180.000 euros; mientras que el aparcamiento subterráneo podría estar construido en un plazo de cuatro años, si bien este plazo estará condicionado a las excavaciones arqueológicas ya que estará situado junto un tramo de muralla.

El Obispo de Zamora considera que, aunque técnicamente se trata de una pérdida del derecho al uso" de un espacio que es propiedad de la Diócesis, "existe una voluntad inequívoca de servicio a las personas, a las instituciones y a  toda la sociedad zamorana, en un modelo de ciudad con espacios más humanizados donde el tráfico rodado devuelva la centralidad a las personas". Y manifestó que, después e valorar la petición que se formuló por parte del Ayuntamiento, se sometió la propuesta a los distintos organismos diocesanos, quienes han mostrado su apoyo unánime a la iniciativa ya que "ayudará perfilar una ciudad con más alma".

También el ecónomo del Obispado resalto el carácter social de este acuerdo, ya que si bien si bien un espacio libre de uso público está destinado a cederlo a la ciudad cuando se produzca el desarrollo urbanístico "es muy probable que el desarrollo de esa Unidad de Actuación pudiera ser "entre muy tarde y nunca", por lo que considera que se debe valorar esta acción de generosidad por parte de la Diócesis de Zamora para el servicio a la ciudadanía.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído