Belén Rodríguez: la zamorana que participa en un prototipo de vacuna contra el cáncer de mama

La bióloga zamorana se encarga junto a su grupo de trabajo de desarrollar nanopartículas con capacidad de encapsular RNA mensajero

Belén Rodríguez
Belén Rodríguez

Navarra dispondrá de un prototipo de vacuna contra el cáncer de mama triple negativo, el que peor pronóstico suele tener y lo tendrá antes de que acabe el año 2023. En ese proyecto ilusionante trabaja una zamorana, Belén Rodríguez, que se encarga junto a su grupo de trabajo de desarrollar nanopartículas con capacidad de encapsular RNA mensajero. La lucha contra el cáncer avanza un nuevo paso.

Belén Rodríguez participa en una pequeña parte de un proyecto enorme en el que se encuentran muchas personas trabajando, cada una poniendo su granito de arena para poder contar con este prototipo a finales de 2023. La técnica utilizada se basa en la utilizada en la vacuna del coronavirus, la combinación del estudio del RNA y las nanoparticulas. Como todas las vacunas, ésta trataría de activar e informar al sistema inmune del paciente para que identifique y luche contra las células cancerígenas. Sin embargo, esta vacuna no tiene el carácter preventivo de otras vacunaciones tradicionales sino que sólo se administrará a pacientes enfermas.

Concretamente, esta zamorana junto al equipo de Bionanoplus, desarrollará nanopartículas con capacidad de encapsular RNA mensajero, que entren dentro de célula y que se puedan traducir los micropéptidos que desencadenen una respuesta del sistema inmune. "En términos generales, un sistema muy parecido al mecanismo de las vacunas contra el SARS-CoV-2 de Pfizer y Moderna. Nuestras partículas proporcionarán estabilidad al RNA mensajero, seguridad al paciente y permitirán la fabricación de la vacuna a nivel industrial" señala Belén Rodríguez.

Equipo de trabajo
Equipo de trabajo

La biotecnología y más concretamente las nanopartículas son la especialidad de esta bióloga: "Me especialicé en Biotecnología durante la carrera y luego profundicé en este campo durante mis estudios de Master. Durante mis estudios de posgrado me dieron la oportunidad de realizar una investigación en México, como beneficiaria de una beca, donde entre de lleno en el mundo de las nanopartículas y sus múltiples aplicaciones, entre las que está el tratamiento de tumores".

"Tras finalizar mi investigación, y ya con un artículo pendiente de publicación, decidí volver a España y entrar de cabeza en el sector del I+D. Cuando conocí el trabajo de Bionanoplus y su gran experiencia en encapsulación de moléculas activas en nanopartículas con fines terapéuticos, decidí probar suerte pese a la precariedad y a la mala situación del sector del I+D en España. Finalmente, me hicieron un hueco en su equipo y eso es algo de lo que estaré siempre agradecida, sobre todo cuando me permiten trabajar en proyectos tan emocionantes y motivadores como este" señala Belén Rodríguez.

Además de la gran responsabilidad que genera saber que los ojos del mundo están encima de este proyecto, lo que más sienten todos los participantes es ilusión: "Un proyecto así siempre es muy emocionante y gratificante a nivel tanto personal como profesional, porque sabes que todo el tiempo dedicas y el esfuerzo es para una causa por la que perdemos a muchas mujeres al año. En el caso particular del cáncer de mama triple negativo, debido a su agresividad y rápida propagación, tiene uno de los peores pronósticos. Cuando nos ofrecieron colaborar en este proyecto tan grande y tan ambicioso, ni nos lo pensamos. Para Bionanoplus, formada mayoritariamente por mujeres, es un placer y a la vez un desafío tecnológico que estamos orgullosos de asumir. A nivel personal, es mi primera participación en un proyecto de este tipo y lo planteo como un reto y todavía creo que no soy consciente de la magnitud e impacto que puede llegar a tener".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído