Caos en las gasolineras zamoranas con la bonificación de 20 cts/l: algunas obligadas al cierre

El decreto fue remitido ayer a las seis de la tarde, lo que dejó a las gasolineras sin apenas margen de maniobra.

Una gasolinera
Una gasolinera

Este viernes entra en vigor la bonificación de 20 céntimos el litro por litro de carburante aprobada por el Gobierno de cara a paliar la subida de precios. Pese a que se trataba de una medida ya anunciada, los pormenores de esta norma no se conocieron hasta ayer a las seis de la tarde. Si bien es cierto que se conocía cómo afectaba este descuento al consumidor, no se tenía constancia de como afectaba a las gasolineras.

Los cambios que debían aplicar las gasolineras para adaptarse a esta nueva norma se conocieron ayer a las seis de la tarde, por lo que las gasolineras zamoranas, y el resto del país, tenían que adaptarse a este cambio en solo seis horas. Un margen de tiempo inasumible para muchas y que ha obligado a otras a volver a la vieja usanza.

Las gasolineras debían adaptar sus sistemas informáticos porque, aunque parezca una resta sencilla, los clientes tienen la opción de bien, echar 20 euros de carburante y que se le reste la bonificación, quedándose en unos 17 euros, o bien, que ese cliente quiera echar esos 20 euros completos, se les debería echar una cantidad alrededor de 23,15 euros.

La mayoría de las gasolineras de Zamora trabajan con un sistema informático que conecta directamente con los surtidores. Sin embargo, estos elementos no pueden marcar, en la mayoría de los casos, cifras con totales no se les puedo aplicar decimales, por lo que el trabajador de la estación de servicio deberá echar ‘a pulso’ a cada cliente, lo que además ralentiza el ritmo normal de la gasolinera.

El caos y la imposibilidad de abonar este descuento, ha llevado a muchas gasolineras a valorar el cierre e incluso a llevarlo a cabo como ha sido el caso de la estación de servicio ubicada en Morales del Vino, a las que se suma Morail en la carretera de Villaralbo y la gasolinera de Mombuey. 

Aunque muchas han tenido que volver a técnicas arcaicas como lo es la calculadora y una tabla de precios. Son muchas las que han decidido realizar un cierre temporal, no solo por la adaptación exprés que ha sido inviable, sino porque no puede asumir esa bonificación de su propio bolsillo, de la que por ahora se desconoce cuánto tardará el Gobierno en abonarla a las gasolineras, ya que además puede guardarse el derecho a no pagarlo, tal y como reza el decreto, que valorará la cantidad de litros que tienen que bonificarse.

Además, las gasolineras acusan una mayor afluencia de gente debido a este nuevo descuento, ya que existe cierto desconocimiento sobre el descuento, y son bastantes los clientes que creen que solo se aplica durante este viernes.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído