Carriedo invitará formalmente a los grupos de las Cortes a participar en las alegaciones a la propuesta para la financiación del Gobierno

El portavoz advierte de que el modelo el principal instrumento que "va a demostrar el compromiso del Gobierno en la lucha contra la despoblación"

2 Comentarios

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo
El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo

El consejero de Economía y Empleo de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, se dirigirá formalmente a los grupos de las Cortes para invitares a remitir sus aportaciones al documento de alegaciones sobre las bases para la financiación autonómica que ha presentado el Gobierno. La Junta tiene previsto iniciar este proceso de recogida de propuestas con el objetivo enviar un texto lo más completo posible con la posición de Comunidad al Ministerio de Hacienda este mes de enero.

En 'Los Desayunos de Ical', Fernández Carriedo adelantó que la Junta se basará en sus planteamientos ante el Gobierno en el acuerdo alcanzado en las Cortes sobre financiación y en el documento suscrito en Santiago de Compostela entre ocho autonomías, cuyo contenido, entiende que apoyan los diferentes partidos con representación parlamentaria.

Por ello, el Ejecutivo autonómico tiene avanzadas sus alegaciones que se centrarán fundamentalmente en la pérdida de peso de la valoración del porcentaje de personas mayores en el sistema, lo que es negativo, porque “aquí hay mucha esperanza de vida y hay un peso relevante de la poblaciones de más edad, con un impacto relevante en sanidad y servicios sociales”, según reveló Fernández Carriedo.

Asimimo pondrán de manifiesto que la Comunidad se siente perjudicada porque en el modelo previsto “no gana peso ni la dispersión ni la superficie” y por la creación de un fondo específico para gastos para autonomías con menos de dos millones de habitantes, donde se excluye a Castilla y León, “sin ningún motivo”. “No es razonable”, agregó.

Carlos Fernández Carriedo también explicó a Ical que aumentará el porcentaje para sanidad y educación, pero se quitará del resto de servicios públicos, que se pretenden distribuir por población, cuando están relacionados con el territorio, como la red de carreteras autonómica, la política forestal o de incendios, el patrimonio o las infraestructuras agrarias, donde Castilla y León tiene porcentajes elevados dentro del conjunto nacional, aunque solo acoja al cinco por ciento de la población. En este sentido, la Junta considera que es “esencial” la financiación no solo de los servicios públicos esencial, sino de todas las competencias ligadas al territorio, porque prestan servicio a todos España, como las carreteras autonómicas, que suponen el 19 por ciento del global nacional, resumió.

En este sentido, el portavoz de la Junta indicó, en Los Desayunos de Ical, que “poco” se ha oído la opinión de los partidos de Castilla y León que apoyan al Gobierno sobre los aspectos más lesivos de la propuesta del Ejecutivo central en esta materia. “A dia de hoy no ha habido aportaciones privadas ni tampoco públicas”, lamentó.

Carriedo advirtió de que la nueva financiación se configura como el “principal instrumento que nos va a demostrar el compromiso del Gobierno en la lucha contra la despoblación”. El consejero rechazó que se hable en el documento de la creación de fondos externos al modelo para afrontar este problema, cuando el propio modelo debe ser el medio para abordarlo atendiendo al “coste diferencial que tenemos para prestar los servicios de calidad”.

Carriedo agradeció que la despoblación forme parte ya de la agencia política y asumió que “hay una evidencia, porque se habla mucho de los problemas de las autonomías con escasas población, pero es el momento de pasar de las palabras a los hechos”, dijo. “Hay que pasar de reconocer el problema a los hechos, que es que la financiación autonómica aborde el problema”, sentenció.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído