El casco antiguo de Zamora, blindado ante la visita del ministro de Exteriores francés

Durante cinco días, el centro de la ciudad se ha blindado para garantizar la seguridad del ministro de Exteriores de Francia que ha visitado Zamora para conocer la capital del románico. Media docena de guardaespaldas y varias patrullas de policía han velado cada jornada por uno de los políticos con mayor responsabilidad del país galo. 

 El casco antiguo de Zamora, blindado ante la visita del ministro de Exteriores francés
El casco antiguo de Zamora, blindado ante la visita del ministro de Exteriores francés

Jean-Yves Le Drian visitaba durante los últimos cinco días la ciudad del románico. Lo hacía con su esposa y con un séquito de guardaespaldas que han ofrecido seguridad a uno de los políticos más importantes del país vecino. 

Este dirigente francés, miembro del Partido Socialista, es desde el 17 de mayo de 2017 Ministro de Europa y Asuntos Exteriores de Francia en el gobierno de Édouard Philippe bajo la presidencia de Emmanuel Macron. Un cargo de enorme responsabilidad con varios frentes abiertos, entre ellos el del yihadismo, que está teniendo en Francia un punto mayor de radicalismo. 

Además, Le Drian fue Ministro de Defensa desde el 16 de mayo de 2012 hasta mayo de 2017 en el gobierno del Primer Ministro Jean-Marc Ayrault y del Presidente de Francia François Hollande. 

Durante estos últimos cinco días, y aprovechando sus vacaciones, este dirigente francés visitaba Zamora. Cinco días en los que ha buscado tranquilidad y ha paseado principalmente por el casco histórico de la ciudad. Así, el domingo por la mañana se le podía ver por el centro de la ciudad realizando una visita guiada. La plaza de Viriato, la sede del Santo Entierro para conocer un poco más la Semana Santa, la Magdalena, San Ildefonso o La Catedral, fueron algunos de los espacios visitados por Le Drian y su mujer. Precisamente en la Seo, su mujer, española, mostró un especial interés por los tapices del museo. 

Durante toda su visita guiada y el tiempo de estancia en Zamora, el casco antiguo se blindó para garantizar la seguridad de este influyente político europeo. Media docena de guardaespaldas le acompañaban, a unos metros, en su paseo. Antes, ya habían inspeccionado el terreno. Tres eran de su confianza, franceses. Y otros tantos de apoyo de la Policía Nacional. Además, también varias patrullas han estado pendientes durante estos cinco días para que no hubiera ningún altercado. 

Le Drian también tenía tiempo para acudir estos días a conocer Salamanca, por donde paseaba durante algunas horas. 

Este martes festivo en nuestro país, y después de cinco días disfrutando de la tranquilidad, la gastronomía y la cultura de Zamora, el ministro galo abandonaba la ciudad para seguir con su agenda. Una agenda que dentro de poco le devolverá a su día a día en el gobierno de la República Francesa.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído