CC.OO denuncia presiones del lobby de la paquetería privada contra Correos

El sindicato ha señalado que Correos recibe una de las menores cuantías de compensación por la prestación de dicho servicio del conjunto de operadores europeos y ha vuelto a demandar del Gobierno -en funciones- la puesta en marcha del Plan de Prestación pendiente de aprobación en Bruselas.

1 Comentarios

 Oficina de Correos
Oficina de Correos

CCOO, sindicato mayoritario de Correos y del conjunto del Sector Postal, ha denunciado una nueva campaña de presión por parte del oligopolio de la paquetería privada contra el Servicio Postal Público prestado por Correos. Tal como ha sido reflejado por varios medios de comunicación, UNO, la patronal privada de paquetería, ha pedido en Bruselas “ajustar” la financiación de un Servicio Postal Universal (SPU) calificado de “sobredimensionado”, algo que, para el sindicato, tiene la clara lectura de la apuesta por el recorte de la financiación, del Servicio Postal Universal prestado a los ciudadanos/as, y de una plantilla aun no recuperada de los recortes de los últimos años.

A CCOO no le sorprende el hostigamiento constante de la patronal privada, con planteamientos de recorte del Servicio Postal Público coincidentes con los de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, (CNMC), Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) o la propia Comisión Europea. Como tampoco sorprende que UNO pase por alto que Correos tiene pendiente la aprobación del Plan de Prestación del SPU, que precisamente se encuentra a la espera del visto bueno de Bruselas y que sin duda tiene mucho que ver en la difusión de esta nueva campaña. Un Plan que CCOO venimos demandando para que se ponga fin a veinte años de incertidumbre en la financiación, condicionada por la coyuntura de cada uno de los Presupuestos Generales. Frente a una supuesta sobrefinanciación, las cifras ponen en evidencia que Correos cuenta con una de las menores cuantías destinadas al SPU del conjunto de la UE.

Para CCOO, es evidente que los ataques de UNO tienen como objetivo presionar para que la Comisión Europea no apruebe el Plan de Prestación y neutralizar una posible competencia de Correos en el mercado de la paquetería, monopolizado hasta ahora, en España, por los grandes operadores privados y, en algún caso, por filiales de grandes operadores públicos, como el caso de Seur, 100% propiedad de La Poste francesa o de DHL, propiedad del correo alemán.

En este sentido, CCOO continuará exigiendo una financiación suficiente para el SPU, con un Plan de Prestación estable, y todo ello como pieza fundamental e imprescindible de un futuro Plan Estratégico, cuya discusión se ha abierto recientemente y que requiere movimientos tangibles de “altura” del Gobierno para su desbloqueo, tras los incómodos silencios que ha mantenido ante el informe AIReF y otros ataques de los lobbies contrarios a Correos. Y un modelo empresarial expansivo, basado en la diversificación a través de la paquetería y el e-commerce y la internacionalización, algo que tanto irrita y molesta a los representantes de UNO y que, curiosamente -subrayan desde CCOO-, es el ADN de las grandes empresas que representan y cuyos intereses defienden.

Finalmente, CCOO ha insistido en su defensa de un modelo de sector que destierre la precariedad laboral como factor de competencia y ha invitado a todos los actores del sector a tomar nota de la reciente iniciativa del Ministerio de Trabajo alemán para atajar la precariedad laboral de los trabajadores y trabajadoras del sector de la paquetería. Una iniciativa que, presentada bajo el lema “Poner fin a la explotación”, CCOO considera positiva y en cualquier caso a tomar en consideración.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído