CCOO y UGT denuncian el "plan de desguace encubierto" del servicio público de Correos

Ambos sindicatos avanzan que habrá movilizaciones para detener la pérdida de empleo fijo de calidad

0 Comentarios

 Moto correos cartas postal
Moto correos cartas postal

CCOO y UGT denunciaron este miércoles un “plan de desguace encubierto” del servicio público de Correos, ya que procedió a externalizar parte de sus actividades hacia empresas del propio grupo Correos (Correos Express y Nexea). Esto ocasiona una disminución de carga de trabajo y pérdida de empleo en la empresa matriz y un debilitamiento intencionado del Servicio Postal Público Universal (SPU) que se presta a la población, que “es la verdadera razón de ser de Correos como servicio público centenario”, según denunciaron en un comunicado.

Ambos sindicatos advirtieron de la convocatoria de movilizaciones en las próximas semanas para detener este proceso de desguace del servicio postal, la pérdida de empleo fijo de calidad y el traslado de actividad hacia otras empresas del grupo, donde la misma se desempeña con autónomos y personal con peores condiciones salariales y laborales.

Los sindicatos recalcaron que con este traspaso de actividad se desmantela el actual modelo postal y se reconvierte un operador logístico y de paquetería privado en el que el concepto de servicio público se contempla solo como “algo residual”.

Asimismo, recordaron que tras la llegada de Juan Manuel Serrano a la Presidencia de la empresa pública -un gestor “sin experiencia” ni en el sector logístico ni en grandes empresas, que fue nombrado por su “afinidad personal” al actual presidente del Gobierno-, las decisiones adoptadas fueron dirigidas hacia ese cambio de modelo en el que prima el concepto de negocio sobre el de servicio.

Este cambio comenzó, según los sindicatos, con la eliminación de la palabra Correos del logo de la matriz, que sí figura en su filial Correos Express, y continuó con el desinterés demostrado por mantener la financiación del Gobierno para el servicio público, para el que se aceptó sin discutir un recorte de más de 60 millones de euros anuales.

“En el último año la propia dirección de la empresa ha reducido la plantilla y la contratación al mínimo en la matriz, mientras se imparten órdenes en las oficinas para priorizar la venta de la paquetería de la filial, Correos Express, que resulta más cara para el cliente que los propios productos que ofrece Correos como servicio público”, esgrimieron.

Los sindicatos recuerdan también que Serrano “especula” con el cuantioso patrimonio inmobiliario de Correos, al poner edificios singulares a disposición de determinadas administraciones para usos diversos. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído