CCOO y UGT preparan movilizaciones contra el plan de privatización de Correos

CCOO y UGT advierten de una agenda calendarizada y oculta del presidente Serrano para la desamortización del patrimonio inmobiliario de Correos, perteneciente al Estado, cuya valoración en el mercado oscila entre 3.000 y 5.000 millones de euros, con la intención de abrir vías a una futura privatización, dar un “pelotazo” personal y de colocarse en futuras “puertas giratorias”, bien de la política, bien del mercado logístico.

Moto de correos en Zamora.
Moto de correos en Zamora.

CCOO y UGT, con un 70% de la representación en Correos, la mayor empresa pública de nuestro país, han vuelto a conocer, por informaciones en prensa, que se ha cerrado, con absoluta opacidad, la cesión al Consejo de la Generalitat Valenciana del edificio histórico de la Plaza del Ayuntamiento a cambio de una parcela donde poder construir unas nuevas instalaciones en el polígono industrial de Parc Sagunt y una cuantía económica, sin determinar, en la permuta. El acuerdo incluye también la cesión de los edificios de Correos situados en las ciudades de Castellón y Elche. Esta cesión de patrimonio público se suma a la hecha pública el pasado 7 de octubre del edificio histórico de Correos de Barcelona, situado en la Vía Laietana, y sitúa la desamortización en centenares de millones de euros, en un intercambio de patrimonio público por negocio inaceptable para ambos sindicatos.

CCOO y UGT denuncian una agenda oculta de desinversión inmobiliaria del presidente Serrano mediante la venta, cesión gratuita y trueque político del patrimonio histórico de Correos, perteneciente al Estado, por un montante de entre 3.000 y 5.000 millones de euros en valor de mercado, con la que el presidente Serrano busca amistades políticas y un reconocimiento personal en el lucrativo mercado logístico que le abra las puertas giratorias del “día después”.

Para CCOO y UGT, Serrano, en lo que empieza a intuirse como una maniobra de auténtico “pelotazo” personal, ha abierto el melón a la privatización y a la desamortización de un patrimonio inmobiliario centenario y que lo único que necesita es un estudio serio, riguroso y, sobre todo, HONESTO (alejado de intereses espurios) que defina y establezca cómo adaptar, aprovechar y utilizar esas instalaciones, primero atendiendo a las necesidades de Correos y, después, ponderando con criterios racionales y ajenos a otro interés que no sea el bien común el uso o cesión de espacios disponibles (como ya se viene haciendo en algún edificio de Correos).

Para ambos sindicatos, empieza a ser preocupante el silencio del Gobierno ante el evidente desguace que Serrano está realizando en el Correo Público de nuestro país, desguace que, de ningún modo, puede entenderse como una opción progresista y que ni siquiera un Gobierno con mayoría absoluta del PP se atrevió a llevar a cabo.

CCOO y UGT exigen al Gobierno que clarifique cuanto antes cuál será el proyecto de futuro para el Servicio Público Postal en España. El problema de la COVID que asola este país no puede ser obstáculo para que alguien solvente diga si es razonable dejar suelto, a su aire, a una persona que ha descubierto un juguete de 200.000 euros/año para jugar al palé con un Servicio Público (que aún existe), con una empresa pública con 55.000 personas con 2.000 millones de presupuesto y, sobre todo, con una historia, un prestigio y una cultura profesional adaptada a la innovación y a los cambios, innegable. Una cosa es reformar y modernizar y otra es desguazar. El Correo es de todos y todas. Y es hora de que el Gobierno de la nación y los partidos políticos expresen su opinión al respecto. CCOO y UGT estudiarán en sus órganos en los próximos días el inicio de movilizaciones a lo largo de noviembre y diciembre sin descartar paros parciales o totales.

La versión de Correos al respecto es la siguiente:

En primer lugar, hay que destacar que en ningún momento se contempla la privatización de la compañía.

En lo relativo al edificio de Barcelona, únicamente se ha firmado un protocolo de intenciones para iniciar las conversaciones entre Correos, Zona Franca y Ayuntamiento, y acordar las condiciones de la cesión del edificio para uso como hub tecnológico (en adjunto NP sobre firma acuerdo). En ningún caso hay cesión gratuita, ni venta del edificio. En este sentido, Correos mantendrá la titularidad del edificio y recibirá un alquiler por su uso. Es importante destacar que se seguirán manteniendo todos los servicios al público así como la Oficina Principal.

Respecto al edificio de Valencia, señalar que la Generalitat ha mostrado su interés pero no hay ninguna negociación abierta.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído