Cientos de personas piden en Zamora un aumento de la calidad de empleo

La marcha, que este año partió del barrio de Los Bloques, contó en su inicio con poco menos de mil personas, pero a medida que fue avanzando hasta la Plaza Mayor fueron añadiéndose ciudadanos hasta superar las mil quinientas personas que llegaron a la principal plaza de la capital donde se leyó el manifiesto del Día del Trabajador.

 Dia trabajador primero mayo manifestacion 2018
Dia trabajador primero mayo manifestacion 2018

Como cada Primero de Mayo, los sindicatos se echaron a la calle para conmemorar el Día del Trabajador y clamar por un aumento de la calidad del empleo. A las doce de la mañana, la manifestación arrancaba con presencia de afiliados de Comisiones Obreras, UGT, CNT, plataformas como la de la Sanidad Pública, o la de las pensiones dignas, y partidos políticos como el PSOE o Izquierda Unida.

Metros después también se unían los afiliados de la CGT, que también alcanzaron la Plaza Mayor con el grueso de una manifestación que metro a metro iba ganado adeptos. Así, a los poco menos de mil ciudadanos que comenzaron la marcha en Los Bloques, se fueron uniendo personas hasta sobrepasar las mil quinientas cuando la cabeza iniciaba la bajada por Santa Clara para llegar hasta la Plaza Mayor donde se leyó el pertinente manifiesto.

Hay que recordar que a la manifestación se llega después de los últimos datos de la Encuesta de Población Activa también la pasada semana correspondientes al primer trimestre y que arrojaba una subida del paro en más de 2.500 personas. Los propios sindicatos hablan de una precariedad y una evidencia de que "la clase trabajadora sigue sufriendo las consecuencias de la crisis", por lo que reclaman en esta nueva convocatoria "que el crecimiento económico tiene que conllevar reparto y solidaridad".

Los sindicatos añaden a la situación el hecho de que el trabajo estacional y la propia precariedad deriven en que existan trabajadores pobres. No es lo único que provoca este hecho para UGT y Comisiones Obreras, sino que también lleva a la falta de prestaciones y la externalización, con la consiguiente pérdida de la relación laboral entre empresa y trabajador.

Asimismo, recalcaban la necesidad de eliminar la brecha salarial fomentando la conciliación, erradicando la violencia de género y dignificando los salarios en los sectores feminizados como el de la limpieza. Toda la culpa, aseguraba, es de la reforma laboral, que “avala” estas prácticas.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído