Colegio Amor de Dios Nuestra Señora del Rocío: Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP)

Dentro de la etapa de educación infantil el centro lleva a cabo su trabajo a través de la metodología de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP).

Una de las actividades del colegio
Una de las actividades del colegio

En el colegio Nuestra Señora del Rocío apuestan por una educación de calidad y siempre buscando la innovación educativa para ofrecer a su alumnado lo mejor en cada momento, invirtiendo en su crecimiento integral y en su bienestar, poniéndolos en el centro de la tarea educativa, convirtiéndolos en los protagonistas del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Dentro de la etapa de educación infantil el centro lleva a cabo su trabajo a través de la metodología de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) con diferentes proyectos anuales conectados con sus experiencias vitales haciéndolos muy atractivos para ellos. Parten de un aprendizaje significativo para el alumnado con lo que todo lo que se va a trabajar, es algo relevante para ellos. Cuando algo es importante para un niño o niña y está conectado con sus aprendizajes previos, es más fácil recordar y adquirir ese conocimiento o competencia.

Además, con el ABP, siempre realizan aprendizajes activos, manipulativos, lúdicos,..., con lo que el niño se divierte y la adquisición es más sencilla. Este tipo de metodología se realiza siempre por medio del aprendizaje activo y colaborativo, incorporando así todas las experiencias de cada uno de los compañeros del grupo a nuestro aprendizaje.

Por otro lado, las competencias más lógicas y matemáticas se trabajan con matemáticas activas. Con ellas, los profesores hacen que todo se realice a través de la manipulación y el trabajo activo de los más pequeños, con múltiples materiales muy motivadores y atractivos para ellos.

A esto hay que añadir la robótica educativa, trabajando conceptos de programación, orientación, resolución de problemas, desde el punto de vista más innovador y tecnológico posible.

Para seguir con la innovación, se utilizan diariamente el Programa de Desarrollo Básico (PDB) con el que se realiza por medio de la psicomotricidad y del movimiento, una atención temprana de los pequeños, observando y previniendo con ello posibles dificultades futuras y pudiendo incidir desde un primer momento en ellas.

Otros de los proyectos transversales a todas las materias en este centro es la promoción de la salud, con dos proyectos diferentes:

a) El taller de las emociones, donde se reserva un tiempo específico para trabajar las emociones y sentimientos, conocerlos y comprenderlos. Trabajo muy necesario para poder controlar los impulsos. “Si no sabemos qué nos está pasando, no podremos gestionar nuestra mente o cuerpo”, explican.

b) El Plan de Almuerzo Saludable para fomentar el desarrollo integral del alumnado. “Si desde pequeños aprendemos a comer de todo, con una dieta sana y saludable y unos buenos hábitos, creceremos sanos y fuertes en todos los sentidos”, argumentan desde el centro.

Una alumna muestra un número

Por último, tratan de cuidar que toda la actividad docente se desarrolle en un buen ambiente, con alegría, y tratando de compartir momentos y espacios con todos los alumnos del centro. Así se fortalece el espíritu de familia y se promueven los valores propios de la institución: la cercanía, la gratuidad, la solidaridad, el trabajo en equipo…. “En definitiva, celebramos y compartimos juntos la alegría del espíritu Amor de Dios, porque ‘Educar es nuestra manera de amar’”, finalizan.

Para más detalles pulsa aquí.


Hoy en Portada
Lo más leído