Una familia de cuatro miembros que siguiera las recomendaciones dietéticas respecto al consumo de fruta gastaría, este verano, unos 200 euros mensuales solo en frutas. Obviamente, no está al alcance de todos.

Las frutas de verano, este año más caras

Comer fruta fresca a diario es un buen hábito alimentario. Sin embargo, los datos de consumo son bajos, alejados de las recomendaciones. ¿Por qué? El precio de estos alimentos no contribuye a mejorar las cosas.

Fruta, a diario

Nuestra dieta debería estar compuesta principalmente de frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales. Frutas y verduras deberían consumirse a diario: las recomendaciones nos invitan a consumir mínimo 3 raciones (entre 120 y 200 g cada una) de fruta fresca al día.

Son muchas las ventajas de consumir fruta a diario:

  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer
  • Previene el estreñimiento
  • Sirve para controlar la obesidad
  • Su consumo desplaza otros productos con un perfil nutricional menos saludable (lácteos azucarados, bollería…).

Las frutas son una joya nutricional es porque son ricas en vitaminas, minerales, agua, fibra y otras sustancias beneficiosas (antioxidantes), y a su vez contienen muy pocas calorías y grasas. Lo que sí tienen es azúcar (fructosa) en proporciones muy variables. En cualquier caso, es importante:

  • Variar el consumo de frutas, teniendo en cuenta que lo que es una ración, por ejemplo:Tres mandarinas o ciruelas, una naranja, manzana, pera, melocotón, plátano mediano, kiwi..., dos rodajas de melón, 12 fresas, 12 uvas o 10 cerezas.
  • Priorizar la fruta fresca, sobre zumos o fruta cocinada. Los zumos industriales no son equiparables.
  • Por sostenibilidad, es mejor elegir productos de temporada y de cercanía.

En España, menos de un tercio de los niños consume fruta fresca a diario, y muchos apenas la toman una vez a la semana… ¿Por qué pasa esto? ¿El precio de la fruta influye en su consumo?

La fruta de temporada, ¿más barata?

El momento ideal para consumir una fruta es cuando está sabrosa, rica en aromas y en principios nutritivos, lo que no siempre coincide con la recogida, pues los frutos climatéricos pueden seguir madurando.

Idealmente, al optar por fruta de temporada evitamos su cultivo forzado lo que puede suponer un desgaste de los recursos (suelo y agua).Y además, es cuando la fruta tiene la mejor relación calidad/precio… algo que parece que este año no ha sido así.

¿Cuáles son las frutas de verano?

CALENDARIO DE FRUTAS Y VERDURAS

Al consultar nuestro calendario de frutas de temporada podemos comprobar que las frutas de verano (es decir, las propias de los meses de junio, julio y agosto)son el albaricoque, la breva, la cereza, la ciruela, el higo, el melocotón, el melón, la nectarina, el níspero, la paraguaya, la picota, algunas variedades de peras y de manzanas, la sandía y la uva.

Durante este mes de junio de 2022 observamos la evolución de los precios de más de 60 frutas vendidas en hipermercados, supermercados, tiendas "discount" y fruterías para ver hasta qué punto la fruta de temporada vale la pena económicamente en su momento o si hay otras frutas que puedan ser más interesantes para nuestro bolsillo.

En el mercado se venden frutas de distinto origen y temporada: solo una de cada tres frutas se podían considerar frutas de verano.

Los mejores precios correspondían a cítricos como pomelo, mandarina, naranja o limón, además de la sandía.

Nos llama especialmente la atención ver que, de las “típicas” frutas de verano, las únicas de origen nacional que presentan unos precios competitivos, con lo que son una buena elección desde de vista económico y de sostenibilidad son la sandía, el melón y la ciruela. Este junio, los melocotones, albaricoques, nectarinas y paraguayas de importación eran más baratas que las españolas.

Fijándonos en los precios del pasado año, encontramos algunas diferencias, y vemos que en el verano de 2022 la fruta es, en general, más cara: la sandía en junio del 2022 era un 66% más cara que el año anterior, y naranjas y ciruelas cuestan en torno a un 20% más que en 2021.

En los hipermercados y supermercados es donde los precios suelen estar más altos. En general, salvo excepciones, las fruterías son el establecimiento donde vale la pena adquirir la fruta nacional

¿Cuánto cuesta una ración de fruta?

En el kilo de fruta hay que tener en cuenta los desperdicios: huesos o semillas y piel o cáscara. Hay unas cifras de referencia que establecen la porción comestible de los alimentos. A partir de ahí podemos saber cuántas raciones de fruta (unos 150 g, de media) hay en 1 kilo de fruta y a cuánto sale la ración de fruta:

PRECIO DE FRUTAS NACIONALES EN JUNIO 2022

Tipo de fruta     Precio medio (euros/kg)              Porción comestible (%)               Precio ración (euros)

Clementina                   2,00                                             72%                                          0,42

Naranja                         2,01                                             73%                                          0,41

Mandarina                    2,13                                             72%                                          0,44

Sandía                         2,16                                              52%                                          0,62

Manzana                      2,35                                              84%                                          0,42

Pera                            2,97                                               87%                                          0,51

Melón                         3,10                                               60%                                           0,77

Mango                        3,25                                               60%                                           0,81

Papaya                      3,62                                                72%                                           0,75

Ciruela                       3,76                                                89%                                           0,63

Kiwi                           3,96                                                 85%                                           0,70

Uva                           3,98                                                  90%                                          0,66

 

Naranja, manzana, clementina y mandarina son las más baratas, la ración ronda los 0,40 euros, mientras que una ración de frutas más "de temporada", como la sandía, la ciruela, la uva o el melón supera los 0,60 o 0,70 euros. Otras frutas típicamente veraniegas, como nectarinas, cerezas, melocotones o paraguayas están a precios realmente elevados.

Comer fruta es invertir en salud

Si tenemos en cuenta un consumo variado, de distintos tipos de fruta de origen nacional, reparamos en que comer 3 raciones de fruta al día puede suponer, de media, unos 1,80 euros (peso neto).

Para una familia de 4 miembros, a lo largo del mes de junio del 2022 el consumo de fruta supone unos 216 euros. Y esto es un 13% más que el año pasado: en junio del 2021, comer 3 raciones de fruta nacional al día supuso algo más de 190 euros para esa misma familia.

Desde OCU lamentan este incremento en el precio de la fruta, en especial la fruta nacional y de temporada, la que debería ser más asequible y convertirse en uno de los pilares de nuestra dieta.

Esto es algo que no ayuda a fomentar su consumo en un entorno como el actual, en plena crisis y cuando sabemos que muchas familias están haciendo equilibrios con el mermado presupuesto, como demostró nuestro último estudio de presupuestos familiares y la reciente encuesta de cambio de hábitos para afrontar la inflación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído