El comercio zamorano se suma al Black Friday como vía para quitarse de encima el exceso de stock

Se espera mayor participación de comercios zamoranos

Un comercio zamorano anunciando la campaña
Un comercio zamorano anunciando la campaña

Pese a que ya lleva varios años presente en los hábitos de compra de la sociedad española, y de los zamoranos en concreto, el Black Friday todavía genera cierto recelo entre los consumidores más tradicionales. 

El viernes negro, se celebra el día siguiente al de la festividad Acción de Gracias en los Estados Unidos, y marca el inicio de la temporada de compras navideñas con significativos descuentos en tiendas minoristas pero sobre todo en grandes almacenes.

En Zamora, cada vez son más los pequeños comerciantes que se suman a esta moda con el objetivo de no quedar atrás frente a las grandes superficies que, en muchos casos, son pioneras en la importación de campañas y modas consumistas. 

En este 2022, la campaña del Black Friday estará marcada por la inflación y la subida de precios que ha reducido el poder adquisitivo del conjunto de la sociedad aunque, para los comerciantes, se trata de una ocasión ''para sacarse el stock de encima'', tal y como nos reconoce Ruperto Prieto, presidente de AZECO.

En una ciudad con población envejecida y de costumbres, Ruperto nos explica como ''los comerciantes tradicionalmente han estado divididos entre los que se suman y los que no, quizá este año la cosa cambie y se sumen más establecimientos...hay muchos que aún no se han quitado de encima el stock y da la sensación de que ya no tienes de donde tirar''.

En el lado de los consumidores, la subida generalizada de costes ha hecho mella en los bolsillos de los españoles y, pese a que se augura algo más de movimiento que en ocasiones anteriores, lo cierto es que la expectativa de gasto es menor. 

Una campaña tradicionalmente asociada a los productos tecnológicos y es que los productos estrella y las publicidades más agresivas proceden de este sector, al que se une en gran medida el textil y poco a poco se van incorporando año tras año los sectores que tan solo unos días después comienzan la temporada navideña como son los perfumes o los juguetes. Es por esa razón, la proximidad con la temporada navideña, por la que muchos utilizan el Black Friday para ''adelantar alguna compra navideña que ya tuvieran en mente y que en estos días pueda ser una oportunidad''. Otros, sin embargo, utilizan el viernes negro únicamente para mirar por lo que ''aunque no venda, para el comerciante también es importante dar a conocer su producto''.

Por último, hecha la ley hecha la trampa y es que en redes sociales se han hecho virales productos que suben sus precios unos días antes para con el comienzo del Black Friday presentar unos ''mágicos descuentos'' por lo que seguir el objeto que nos interesa, pedir siempre el ticket de compra o no fiarse de campañas de marketing especialmente agresivas son los consejos más repetidos a los consumidores en los días previos.

Ruperto Prieto, hace un alegato en favor del comercio minorista y de cercanía en detrimento de las grandes superficies en un momento especialmente delicado para ellos, poniendo como principal baza el ''trato atento y cercano'' al que se agarran muchos para sobrevivir. 

 

 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído