Las compañías telefónicas comienzan el año aumentando sus precios

 El Supremo prohíbe a San Cebrián de Castro cobrar la tasa de telefonía
El Supremo prohíbe a San Cebrián de Castro cobrar la tasa de telefonía

Durante el pasado año se produjo un cambio en la tendencia en los precios de las telecomunicaciones y han sido varias las subidas de precios producidas por las principales compañías de telecomunicaciones. Estas subidas han estado facilitadas por la desaparición de algunos de los principales competidores como Jazztel, adquirida por Orange u Ono adquirida por Vodafone.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alerta de una nueva estrategia, en que los principales operadores en el sector de la telefonía móvil han apostado por competir con segundas marcas (Tuenti es la segunda marca de Movistar, Amena y Simyo en Orange o Lowi creada por Vodafone). Así, evitan que la marca principal tenga que reducir precios, e incluso pueden subirlos, pues los clientes que huyen acaban en un porcentaje elevado en compañías del mismo grupo.

Movistar encadenó varias subidas en enero que han culminado con el incremento en 3 euros de sus productos estrella Fusión a partir del 5 de febrero. Estas subidas de tarifas se justifican con mejoras en los servicios (los productos de 30 y 300 Mb pasan a ser simétricos) e incremento de la franquicia.

Orange también ha subido el precio de su producto convergente (la oferta que combina línea fija y móvil). Mientras, Vodafone es el último en sumarse a esta subida de tarifas, anunciando una subida para compensar el coste de las negociaciones de futbol.

La OCU advierte de que “aunque en contrapartida se ofrezcan pequeños pluses o mejoras, en realidad son pocos los clientes que demandan más velocidad o nuevos servicios. Lo cierto es que las mejoras que proponen los operadores serán valoradas por algunos clientes... pero resultan totalmente innecesarios para otros”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído