El principal problema del pacto de gobierno sellado por Pedro Sánchez y por Albert Rivera tiene que ver con la aritmética. Con 90 y 40 escaños respectivamente, PSOE y Ciudadanos deberán buscar apoyos firmes o tácitos para tener éxito en las sesiones de investidura que arrancarán el próximo 1 de marzo. Por lo pronto, se encuentran con escollos tanto por la izquierda como por la derecha.

En ese sentido, tanto en el plano nacional como en los distintos ámbitos locales, las críticas se han disparado en distintas direcciones. Sin ir más lejos, desde Madrid, pero con un ojo puesto en Zamora, Fernando Martínez-Maíllo no sólo ha sido muy crítico con el asunto de las diputaciones, también con otros aspectos del pacto: "Los diputados de Ciudadanos se van a convertir en los costaleros de Pedro Sánchez, los 123 del PP no: ganamos las elecciones", remarcaba el vicesecretario de organización del partido de Rajoy. En ese mensaje insistía también la senadora Clara San Damián: "Quien votara a Ciudadanos ya sabe que le daba su apoyo a la izquierda".

Por su parte, Braulio Llamero, de Podemos, lamentaba "la elección a la derecha" del PSOE y señalaba que el programa acordado con Ciudadanos es "incompatible" con el de la formación morada: "Ahí no aparece la derogación de la reforma laboral ni otras medidas de urgente necesidad que defendemos nosotros", advertía el que fuera candidato al Congreso, esperanzado aún ante la posibilidad de que la investidura de Sánchez fracase y se puedan reabrir las negociaciones.

En su caso, Miguel Ángel Viñas, de Izquierda Unida, opinaba que el pacto "rompe la posibilidad de negociar una legislatura estable por la izquierda" y "consigue un voto de investidura que no va más allá", ante la ausencia de apoyos suficientes para que Sánchez se convierta en Presidente del Gobierno: "No entendemos la postura del PSOE porque es un acuerdo que no garantiza la gobernabilidad", recalcaba.

En el otro lado, Antonio Plaza, del PSOE, sí se mostraba a favor del acuerdo: "Lo respeto totalmente. Incluye medidas de transparencia democrática, reducción del número de firmas para la consulta popular, limitación de los mandatos... Son cinco apartados básicos que respaldo", aseguraba el responsable provincial, que apelaba a "la ilusión por el cambio" y por la salida de Rajoy de la Moncloa.

Ciudadanos se abstuvo de hablar con Zamora24horas sobre este asunto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído