CSIF pide a la Dirección General de la Mujer un último impulso para aprobar el I Plan de Igualdad de Empleados Públicos de CyL

El sindicato ha solicitado a la directora general de la Mujer que en los planes de reconstrucción social creados por las consecuencias de la pandemia, como el de Castilla y León, se incluyan medidas concretas y específicas contra la violencia de género

0 Comentarios

 Funcionarios ordenador ep
Funcionarios ordenador ep

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) pidió a la Dirección General de la Mujer que de un último impulso y acelere la aprobación del I Plan de Igualad de Empleados Públicos de Castilla y León, que lleva ya un retraso de 13 años, puesto que la Ley señalaba que debería estar para 2007. Asimismo, reclamó a la Junta que cree el delegado sindical especializado en igualdad y violencia de género, al igual que ocurre con los delegados de prevención de riesgos laborales.

Estas dos cuestiones son algunas de las que CSIF abordó en la mañana de hoy en su encuentro virtual con la directora general de la Mujer de la Junta, Ruth Pindado, y el coordinador de servicios, Ángel Miguel Vega, donde también analizaron la manera de trabajar conjuntamente, para la promoción de la mujer y contra la violencia de género. CSIF ha presentado a la Junta su campaña del 25-N, con motivo del Dia Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que tiene como lema ‘CSIF siempre a tu lado’. Por parte de la organización sindical participaron Benjamín Castro, presidente de CSIF Castilla y León, Eva Fernández Urbón, secretaria nacional de Igualdad de la organización, y Regina Álvarez, secretaria de Igualdad de la delegación autonómica.

CSIF ha solicitado a la directora general de la Mujer, asimismo, que en los planes de reconstrucción social creados por las consecuencias de la pandemia, como el de Castilla y León, se incluyan medidas concretas y específicas contra la violencia de género.

“La jornada del 25-N de este año está marcada por la pandemia, que nos ha golpeado en todos los ámbitos de la sociedad, como la sanidad, la economía o la educación, y de manera particular también sobre las mujeres, que han visto incrementada su precariedad y exclusión laboral, así como su posición vulnerable y de mayor riesgo de violencia de género, por las circunstancias de la pandemia y el confinamiento”, señalan desde el sindicato en un comunicado recogido por Ical.

Según apunta, la pandemia también ha afectado a los recursos públicos y, en particular, a los destinados a la atención de las mujeres que sufren este problema, como la actuación de la justicia. Por ello, reclaman un refuerzo de los medios judiciales, para que se incremente el número de juzgados de Violencia sobre la Mujer en la Comunidad.

“La sobrecarga de asuntos de los Juzgados que no realizan de manera exclusiva labores de violencia de género, unida a la falta de personal, la falta de órganos judiciales especializados, y la falta de unos verdaderos planes de formación del personal existente, están lastrando la labor de los órganos judiciales a pesar del esfuerzo y dedicación de su personal”, recalcan. Además, consideran “necesario incrementar la dotación de personal en las Oficinas de Atención a las Víctimas, y en los equipos psicosociales para conseguir mayor eficacia, rapidez y eficiencia al servicio que prestan a las víctimas de esta lacra social”.

Coincidiendo con el 25-N, CSIF recuerda la necesidad de relanzar el Pacto de Estado y un pacto social por la eliminación de la violencia contra la mujer; o programas específicos de formación en asistencia a las víctimas.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído