Cuidado con los intereses si pide un préstamo para pagar la declaración de la renta

La mitad suelen tener que pagar grandes cantidades de dinero pese a que se publicitan al 0%. La Agencia Tributaria permite fraccionar la deuda del contribuyente en dos pagos, sin intereses, o aplazar el abono en un plazo mayor, a cambio de un interés del 3,75% y siempre que exista una causa justificada.

0 Comentarios

 Cuidado con los intereses si pide un préstamo para pagar la declaración de la renta
Cuidado con los intereses si pide un préstamo para pagar la declaración de la renta

La mitad de los préstamos diseñados para financiar el pago del impuesto de la Renta o adelantar la devolución se publicitan a un Tipo de Interés Nominal (TIN) del 0%. Sin embargo, eso no significa que ofrezcan financiación gratuita: de hecho, las comisiones que aplican todos ellos hacen que el interés real que tendrá que abonar el consumidor llegue a alcanzar una Tasa Anual Equivalente (TAE) de hasta el 51%, según un análisis elaborado por la web del ahorro, www.kelisto.es. 

La campaña de la Renta 2016 comenzó el pasado 5 de abril y se prolongará hasta el próximo 30 de junio. Para poder afrontar el pago del IRPF o para disponer por adelantado de la devolución, doce entidades financieras (un 30% del total) disponen de préstamos que financian este tipo de operaciones, aunque tres de ellas no quisieron facilitar información sobre su TIN y comisiones a cierre de este análisis porque, según señalaron, adaptan sus ofertas a cada tipo de cliente. 

Las entidades que sí disponen de información estandarizada cobran un interés del 3,33% TIN por financiar el pago del IRPF y un 3,78% por adelantar el importe de la devolución. Sin embargo, todas las ofertas específicas para esta operación aplican comisiones de apertura de entre el 1% y el 3%, lo que provoca que el coste real de la operación sea mucho mayor: un 11,71% TAE en los préstamos para el pago del IRPF y un 25,43% TAE para los destinados a adelantar la devolución. 

“El coste real es aún mayor entre aquellos préstamos que aplican un interés del 0% TIN. Lejos de ofrecer financiación gratuita, estas ofertas pueden llegar a cobrar una TAE superior al 50%. ¿La razón? Todos ellos aplican comisiones de apertura elevadas, de entre el 2% y el 3%, e incluso alguna oferta también cobra comisión de estudio. Así, la media de estos préstamos sin intereses para el IRPF tiene una TAE del 11,02% cuando se usan para abonar el impuesto de la Renta, y del 33,63% cuando se utilizan para adelantar la devolución”, explica la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González.    

Claves para elegir un buen préstamo

La mayoría de los bancos publicita sus préstamos para el impuesto de la Renta destacando el TIN que cobran: es decir, el porcentaje del importe que pides que deberás pagar en concepto de intereses. No obstante, eso no resulta suficiente para conocer el coste real de estos productos. Para ello tendrás que calcular la TAE, que tiene en cuenta el interés, las comisiones y gastos, la cantidad que vas a pedir y el plazo de devolución.

Todos préstamos para el pago o la devolución del IRPF tienen comisiones de apertura, que se expresa en forma de porcentaje. Como ocurre con cualquier préstamo personal, las ofertas específicas para el pago del IRPF tienen un plazo de devolución que se sitúa en los 17 meses para el abono del impuesto y en los 11 meses para el adelanto de la devolución. 

En la mayoría de los casos, los bancos condicionan la concesión de los préstamos específicos para el pago o la devolución del IRPF a que el contribuyente sea cliente. Es más, algunos requieren que el consumidor haya tramitado el impuesto a través de la entidad. Es importante tener esto en cuenta porque, en caso de que el usuario tenga su dinero en un banco que no ofrezca este tipo de productos, tendrá que optar por otras alternativas de financiación, como los préstamos personales, los adelantos de nómina o las tarjetas de crédito.  

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído