Defensa Animal Zamora visibiliza el caso de la podenca Troya, “la lucha por sobrevivir”

Todas las semanas llegan a Defensa Animal Zamora casos de animales abandonados, heridos o necesitados por uno u otro motivo, y en las últimas horas las responsables de esta agrupación compartía una historia de superación que supone, para eelas, un verdadero ejemplo de vida. Se trata Troya, “una podenca luchadora hasta el extremo, que no deja de maravillarnos”, explican desde DAZ Zamora, que explican así su historia:

0 Comentarios

 Defensa Animal Zamora visibiliza el caso de la podenca Troya, “la lucha por sobrevivir”
Defensa Animal Zamora visibiliza el caso de la podenca Troya, “la lucha por sobrevivir”

“Era jueves, en torno a las tres del mediodía, cuando recibimos un aviso en el teléfono de DAZ. Se trataba de una mujer que nos contaba que acababa de cruzarse delante de su coche una perra, a la altura de la entrada a Zamora desde Roales del Pan, en lo que se denomina el corredor de Roales. La perra tuvo la suerte de que esta mujer paró su coche para tratar de ayudarla, en lugar de seguir su camino sin echar la vista atrás, y pudo ver cómo se tumbaba en la cuneta. Le pedimos que se quedara junto a la perrita, que llegaríamos lo antes posible. Ella no la había atropellado y no sabía por qué se tumbaba.

En pocos minutos una compañera llegó al lugar, la cogió y la metió en su coche. Desde allí ya la trasladamos a urgencias veterinarias, acompañados de la mujer que la había encontrado, que quería seguir su evolución, lo cual es de agradecer.

Enseguida nos percatamos de que sus dos patas izquierdas estaban extremadamente inflamadas. Para que os hagáis a la idea, como el triple de lo que le correspondería. En pocos minutos los veterinarios nos confirmaron que la causa no era un impacto sino una infección impresionante que ya tenía afectadas ambas patas y las manos. La perrita estaba muy mal hasta el punto de que su estado era prácticamente de coma, no reaccionaba y su analítica era incompatible con la vida.

Los siguientes tres días fueron de una lucha intensa de esta perrita por sobrevivir. Las esperanzas que nos dieron fueron ínfimas, pero pasado ese tiempo comenzó a reaccionar al tratamiento, sus parámetros empezaron una mejoría lenta, y se levantó. Fue realmente emocionante verla ponerse de pie, empezar a comer y a beber. Pedía salir a la calle para hacer pis a pesar de que sus patas estaban ya necrosándose.

No hubo nada que hacer con su pata izquierda trasera y la mano de adelante. Era imprescindible amputar para evitar que esa necrosis invadiera todo su cuerpecito, pero el estado de salud complicaba la supervivencia a la intervención quirúrgica. Esperamos unos días hasta que su analítica fue mejor y finalmente Troya fue operada, los veterinarios de la Clínica Albeitar de Zamora amputaron su pata izquierda trasera en su totalidad y su mano izquierda delantera.

Salió de la operación y superó el post-operatorio y, en pocos días, ya estaba corriendo con dos patas ¡Era increíble! Cualquiera de nosotros estaríamos semanas... Contactamos con la clínica Fisiodog de León y nos comentaron que unos chicos de León podían hacerle una prótesis para su mano, pero que antes tenía que cicatrizar la operación de amputación.

Necesitaremos un hogar definitivo para ella una vez que todo esto haya acabado, en su casa de acogida actual convive con gatos y perros sin problema. También necesitaremos ayuda económica, ya que los gastos de la cirugía de amputación ha supuesto 450€, 255€ de las sesiones de rehabilitación y aún faltaría el coste de las prótesis.

Desde DAZ queremos agradecer a la persona que detuvo su vehículo, a los veterinarios que le han salvado la vida y, por supuesto, a las casas de acogida que la han cuidado con todo el mimo para que Troya pudiera salir adelante. 

Al final, aunque las esperanzas eran mínimas, esta luchadora ha ganado la batalla y nos ha dado una lección de superación a todos”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído