Las denuncias de tráfico caen más de un 10% en Zamora debido al desplome de la circulación

Tras el exceso de velocidad, que representó casi mitad de las sanciones, la segunda infracción más común fue conducir sin la ITV en vigor.

0 Comentarios

 Guardia civil control
Guardia civil control

Las denuncias impuestas por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han caído en la Comunidad un 17,49 por ciento debido a los estrictos protocolos sanitarios anticovid que deben seguir los guardias a la hora de realizar controles, así como por el desplome del tráfico provocado por el confinamiento. El pasado año la Guardia Civil tramitó 163.473 denuncias en la carreteras de Castilla y León, frente las 198.138 de 2019, según datos del Sector de Tráfico de Castilla y León a los que ha tenido acceso Ical.

Por provincias, en todas se registra un descenso en el número de denuncias. En el caso de la provincia de Zamora el descenso fue del 10,8 por ciento, al descender las denuncias de 7.666 a 6.838

El exceso de velocidad se mantiene como la principal infracción. En segundo, pero a mucha distancia, aparecen las multas impuestas por circular con la ITV caducada, por delante del uso del teléfono móvil, y la no utilización del cinturón de seguridad. Después aparecen el uso de neumáticos en mal estado, las deficiencias o la mala utilización de los sistemas de señalización o alumbrado, y los positivos en los controles de alcoholemia. Además, también se tramitaron sanciones por no utilizar de forma adecuada los sistemas de retención infantil, por no utilizar el casco y por negarse a someterse a un control de alcoholemia.

El teniente coronel Francisco González Iturralde, jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Castilla y León, explicó que aunque el número de controles se ha mantenido, los protocolos de seguridad establecidos para evitar la expansión del COVID-19 están provocando que el número de conductores controlados se reduzca considerablemente.

En este sentido, explicó que además de evitar cualquier contacto cercano, la revisión de la documentación también requiere un procedimiento especial, dado que se solicita al conductor que la deposite en el capó del vehículo para que los agentes, sin tocarla, puedan revisarla. No obstante, aunque matiza que este protocolo es el habitual, muchas veces se complica debido a factores como la lluvia, el viento, los accidentes o casos en los que los conductores se ponen nerviosos y necesitan ayuda.

Además, González Iturralde también explicó que para que sea más efectiva la faceta preventiva de las sanciones, la Guardia Civil mantiene la política de procurar notificar todas las que sea posible ‘in situ’ a los conductores, incluidas las que se realizan con radares fijos o dinámicos, mecanismo que evita que el número de multas sea mayor.

Además, el jefe del Sector de Tráfico, recalcó que el confinamiento y estado de alarma provocó el pasado año un importe descenso del tráfico. Según los datos de la DGT, la caída de los desplazamientos de largo recorrido fue 26 por ciento en la Comunidad, descenso que los fines de semana alcanzó el 37,1 por ciento. Además, los mayores descensos en movilidad del año correspondieron con los meses de abril y mayo, con caídas del 79 por ciento, y 65 por ciento, respectivamente.

 08MAX202102505205



Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído