El derecho de sindicación, principal reivindicación de agentes de Guardia Civil

0 Comentarios

 El derecho de sindicación, principal reivindicación de agentes de Guardia Civil
El derecho de sindicación, principal reivindicación de agentes de Guardia Civil

La Asociación Unificada de Guardias Civiles sigue reclamando más derechos para los agentes, una vez que estos no puedan sindicarse debido a su sentido militar, aunque estos no lo consideren un problema. Según comenta la AUGC, todas las órdenes provienen de los altos mandos “y esto no debe ser así”, ya que da lugar a conflictos laborales como del que Salamanca24horas destapó por el que una agente será sancionada por insubordinación al negarse a acatar una norma del oficial que le obligaba a ponerse un chaleco masculino cuando ella disponía de uno femenino más acorde a su físico.

Esto ha puesto en primera línea las reivindicaciones de los agentes de la Guardia Civil que, según creen desde la Asociación, con el simple hecho de consentir el derecho a la sindicación se podrían solucionar. Al fin y al cabo, sería un cauce para poder tratar unos problemas impuestos frente a los mandos e instituciones, algo que no ocurre en la Benemérita. 

De hecho, este uso de los chalecos es el principal problema que tienen los agentes en cuanto al material del que disponen. Estos se recrudecen, como se ha podido comprobar, en el caso del género femenino ya que, según comenta el portavoz nacional de la AUGC, Juan Fernández, por imperativo de altos mandos, deben actuar con chalecos de hombre de la talla S que, aun así, suelen ser más grandes de lo que necesitan, poniendo en peligro su propia seguridad. 

Esto es así ya que las formas físicas de la mujer no son iguales que las del hombre por lo que el chaleco tampoco debería serlo. Además, según afirma el propio Juan Fernández, “no pueden acudir de manera ágil al arma reglamentaria y los grilletes y ellas mismas no se sienten cómodas, no se desenvuelven bien”.

El problema con los chalecos va más allá ya que cada agente no dispone del suyo propio, sino que, según denuncia AUGC, estos son compartidos con la consiguiente falta de higiene y la peligrosidad que ello conlleva. “Todo continúa igual y no dan explicaciones. Ellos se justifican y dicen que todos los guardias civiles tienen chaleco pero en una unidad de 20 miembros a lo mejor hay cuatro. Pedimos que haya uno para cada uno”, dice Juan Fernández.

Vehículos antiguos

La otra reclamación en el ámbito material son los vehículos que deben conducir los agentes para patrullar y desplazarse. El portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles se queja de que estos coches son ya antiguos e, incluso, muchos de ellos cuentan ya con 300.000 kilómetros con el riesgo que ello también conlleva.

De hecho, según asegura Juan Fernández, hay desconfianza entre los agentes del cuerpo en este tema ya que, aunque sí deben examinarse en la Inspección Técnica de Vehículos, esta no es la tradicional que se le realiza a los coches particulares, sino que deben aprobar una militar que, según comenta el portavoz, suele ser más benévola. 

“Es una demanda importante del Cuerpo el renovar la flota de vehículos. Los agentes están patrullando con vehículos que tienen más de 300.000 kilómetros y muchos, además, no tienen ni aire acondicionado. Los vehículos están envejecidos y eso genera mucha desconfianza. Junto con los chalecos, los vehículos es lo más peligroso”.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído