La Diócesis de Zamora nombra a David Martín nuevo interventor para diseñar un plan de viabilidad

La diócesis zamorana sigue dando pasos hacia la transparencia total.

el obispo de zamora fernando valera 11 1100x632
el obispo de zamora fernando valera 11 1100x632

El obispo de Zamora, Fernando Valera Sánchez, ha nombrado a David Martín Casero Interventor económico, patrimonial y de recursos humanos de la diócesis de Zamora. Martín Casero tendrá plenas facultades para solicitar información, documentación y para tomar todas las decisiones necesarias para el desempeño de sus funciones, a tenor del Código de Derecho Canónico vigente.

El Interventor es miembro del Equipo Económico de la Conferencia Episcopal Española, institución a la que se le agradece su servicio desinteresado en favor de la diócesis de Zamora. La función de Martín Casero será la de auditar la economía, revisar la política laboral de los trabajadores contratados y poner en valor el patrimonio diocesano en orden a diseñar un plan de viabilidad que permita a la diócesis desarrollar su misión específica, que no es otra que la de evangelizar, ayudar a vivir la fe y animar el ejercicio de la caridad.

La preocupación y el trabajo en clave de transparencia es un objetivo prioritario que el obispo diocesano se ha marcado para este año que acabamos de iniciar. Desde esa clave, junto a la actuación de Martín Casero, Monseñor Valera también creó recientemente una nueva delegación de transparencia. Este proyecto diocesano no responde por tanto a una moda del márquetin institucional, más bien es una obligación asumida como Iglesia en salida que quiere dar a conocer su verdadero rostro, mostrar su forma de organización interna, su estructura administrativa y de gobierno, así como optimizar su modo de financiación y de gasto.

Recientemente la Fundación Haz publicó el Informe de rendición de cuentas y transparencia en la Iglesia 2020, un trabajo independiente y detallado en el que se examina la transparencia y el buen gobierno en las diócesis españolas. La diócesis de Zamora ha pasado de ser considerada “opaca” y ocupar la penúltima posición del ranking en el ejercicio 2019, a situarse en la mitad de la tabla y alcanzar la calificación de “translúcida”, el nivel inmediatamente anterior a la transparencia.

Martín Casero, el nuevo interventor diocesano, contribuirá desde su dilatada experiencia profesional a diseñar un plan de viabilidad que permita a la Iglesia de Zamora afrontar el futuro de manera sostenible, coherente con el Evangelio y siempre en clave de absoluta transparencia y buen gobierno.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído