Los directores del Claudio Moyano y del María de Molina hacen buen balance del curso

María del Tránsito Martín y Carlos Pérez ofrecieron su enhorabuena a los alumnos en el acto de homenaje y aplaudieron las virtudes de este tipo de bachillerato que lleva tres generaciones ya graduadas en el Claudio Moyano y una en el María de Molina.

 DSC 0681
DSC 0681

María del Transito Martín, directora del Claudio Moyano

“Son alumnos con unas inquietudes para la investigación. Todas las materias tienen el mismo currículo que el ordinario, pero las matrículas troncales, que en nuestro caso son ciencias, llevan una metodología más práctica. Se diferencia en la materia de iniciación a la investigación en primero, que es una materia en la que se les enseña los métodos de investigar y luego las actividades que tiene en la universidad con profesores de aquí, charlas, experiencias, practicas…”.

“Al final en segundo tienen el proyecto de investigación, dirigido por profesores de la universidad, y coordinados por un profesores del IES. Llevamos tres promociones, desde 2015 y el balance es bueno”.

“Para que entren deben tener una media de 7 en 4º de la ESO. Tienen que tener la inquietud de que les guste investigar y una metodología más práctica. Educación exige entre 15 y 25 alumnos para que salga adelante el curso. Los dos primeros cursos tuvimos 19, este año fuimos 15”

Carlos Pérez, director del IES María de Molina

“Es un intento más del instituto de atender a todo tipo de alumnado, desde dificultades de aprendizaje, otros que no las tiene y también los excelentes”.

“Nos encontramos que la dirección provincial tomaba la decisión de establecer un bachillerato en la rama de ciencias. Vimos una laguna para atender alumnado de letras, y dentro de esa posibilidad se presentó la posibilidad de fomentar los idiomas y es la línea que seguimos”.

“Nuestro centro hace que los alumnos incrementen el número de horas de inglés, van a coger una asignatura obligada de francés y por la tarde dan también clases de alemán. En este sentido, dos días por la mañana suman una séptima hora de idiomas y un día distinto van dos horas a la escuela de idiomas”.

“Tienen la posibilidad al acabar los estudios accediendo a un B2 del idioma que ellos quieran. Son alumnos brillantes, han tenido que hacer un proyecto de investigación que en este caso han traducido a un idioma”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído