La educación online no evitó que los alumnos perdiesen hasta la mitad de lo que se aprende en un curso, según Funcas

El modelo educativo español, poco favorable a las mejoras de productividad.

EP

0 Comentarios

 Img 20201218 wa0001 1 728x418
Img 20201218 wa0001 1 728x418

La educación online no ha evitado que los alumnos hayan perdido hasta la mitad de lo que se aprende en un año escolar por el cierre de los centros educativos por la COVID-19. Esta es una de las conclusiones que se desprende en el último número de Papeles de Economía Española, publicación editada por Funcas, que analiza la contribución del capital humano al crecimiento, empleo y bienestar de las sociedades digitalizadas.

Los expertos que participan en la publicación consideran que el sistema educativo de un país es "clave" para alcanzar un crecimiento sostenido a nivel económico y social. "Ante esta realidad, ninguna nación puede permitirse que la COVID-19 y sus efectos pongan en entredicho su bienestar futuro". Ismael Sanz, Miguel Cuerdo y Luis Miguel Doncel revisan la literatura que ha evaluado el impacto de los cierres de los centros educativos debido a la COVID-19 en el aprendizaje de los alumnos y el efecto que podría tener en los salarios y crecimiento económico en el largo plazo.

Así, los primeros trabajos basados en pruebas externas y estandarizadas indican que los alumnos podrían perder la mitad de lo que se aprende en un año escolar por el cierre de los centros educativos en el curso 2019-2020. "El peligro deriva tanto de la posible reducción en la adquisición de conocimientos y competencias de los alumnos actuales como del efecto distributivo al crearse un posible aumento de la desigualdad social por verse afectados en mayor medida los estudiantes de hogares con menor renta y, por tanto, con menor acceso a los recursos digitales educativos, o por la dependencia de las habilidades y competencias de los padres".

El artículo muestra que en España, el confinamiento hizo que se triplicara la búsqueda de recursos educativos digitales en el mes de marzo de 2020 con respecto a niveles de las semanas previas, un incremento que perduraba a principios del curso 2020-2021. Las búsquedas de herramientas digitales educativas se han situado en unos registros en España que, de otra manera, no se hubieran alcanzado hasta 2022.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído