Gastar menos energía es una necesidad imperiosa por los elevados precios, la dependencia energética del exterior y la contaminación. ¿Podemos hacerlo sin que se resienta mucho nuestra calidad de vida? OCU te descubre cuáles son los electrodomésticos con los que más puedes ahorrar y cómo consumir menos energía sin notarlo apenas.

En estos días en los que el precio de la energía no parece que vaya a bajar, ahorrar su consumo se convierte en una prioridad. Aunque parezca difícil, todavía puedes ahorrar dinero y, lo más importante, sin disminuir tu confort, teniendo tres cosas presentes: elegir aparatos eficientes, usarlos de la manera correcta y contratar una buena tarifa eléctrica con la potencia justa.

Y contando con que ya tienes una buena tarifa, ¿cuáles son los electrodomésticos que más gastan y que más debemos vigilar? 

Los 3 electrodomésticos que más consumen

Según los cálculos de OCU, los electrodomésticos que más energía consumen al año en una casa son:

  • El frigorífico: 662 kWh al año de media, lo que correspondería al 19% del consumo total en un hogar medio que gasta unos 3.500 kWh por año. Este consumo puede suponer una factura de unos 199 euros al año si tienes la tarifa PVPC.
  • La lavadora: 255 kWh anuales, 7,4% del total de la casa, lo que equivale a unos 77 euros anuales.
  • El lavavajillas: 246 kWh anuales, 7% del total de energía consumida o unos 74 euros anuales.

Una buena recomendación para todos los aparatos que tienes en casa es evitar el consumo fantasma al tenerlos enchufados y con el piloto encendido. Desenchufar los aparatos cuando no se utilizan o contar con regletas que lo faciliten. Esto incluye evitar también dejar los cargadores de móvil o portátil conectados. El consumo en stand-by de una familia puede equivaler a unos 112 euros al año, aproximadamente 375 kWh/año. En una familia con muchos electrodomésticos, esto puede incrementarse hasta 610 kWh/año, unos nada despreciables 183 euros. 

Al ahorrar energía no sólo estás ayudando a tu bolsillo, también es beneficioso para el medio ambiente, ya que muchas pequeñas acciones, sin duda, tendrán grandes repercusiones para nuestro entorno.

Tres consejos para ahorrar con el frigorífico

Los frigoríficos de hoy consumen de media un 40% menos que hace 15 años, o incluso un 60% si son modelos más eficientes. En lugar de los 662 kWh que comentábamos, los frigoríficos actuales más eficientes consumen de media 285 kWh. Esto se traduce en un ahorro de 30 a 100 euros anuales, con lo cual se recupera enseguida el dinero invertido en la compra del electrodoméstico. 

  1. Comprueba que está instalado lejos de fuentes de calor (radiador, horno, cocina eléctrica, etc.), que no le da el sol y que el aire puede circular alrededor, pues una mayor temperatura exterior requiere más gasto de energía para mantener la temperatura adecuada en el interior. Limpia el frigorífico con regularidad pasando el aspirador por detrás, para garantizar una buena circulación del aire.
  2. Descongela el frigorífico un par de veces al año o si la escarcha alcanza los 3 mm de grosor. Esos tres milímetros de escarcha en las paredes aumentan el consumo un 30%. Si el hielo vuelve a aparecer enseguida, comprueba que la puerta cierra herméticamente o necesita cambiar la junta
  3. No pongas el termostato a una temperatura demasiado baja: una temperatura interior de entre 4 y 6 ºC es suficiente para conservar bien los alimentos. Procura abrir poco la puerta para que la temperatura se mantenga: en esto te ayudará tener los alimentos bien ordenados y siempre en los mismos lugares según el frío que necesitan. 

Tres consejos para ahorrar con la lavadora

En las lavadoras, el momento que más consume es calentar el agua. Algunos modelos son mucho más eficientes para hacerlo que otros y, con cualquier modelo que tengas, sigue estos consejos:

  1. Lava en programas a baja temperatura y con un detergente ecológicolavar a 40°C en vez de a 60°C hará que la lavadora consuma un 40% menos de electricidad. Separa la ropa para poder seleccionar en cada lavado la temperatura adecuada más baja posible para consumir menos energía.
  2. Es mejor poner una lavadora llena que dos a media carga, ya que el consumo es el mismo a media carga que con la carga completa. Si llenas la lavadora al 95% en lugar de al 80%, ahorrará al año más de 1.800 litros de agua. Por tanto, espera a tener ropa suficiente para llenar la lavadora. 
  3. Teniendo en cuenta la eficacia de los detergentes actuales, el prelavado resulta inútil (salvo en casos de ropa excepcionalmente sucia): lo único que consigues es alargar inútilmente el ciclo de lavado. 

Tres consejos para ahorrar con el lavavajillas

  1. Con el programa económico del lavavajillas, se reduce el consumo energético. Si usas el programa de 50°C en lugar de un programa normal a 65 °C, el consumo de energía se reduce hasta un 40%. Normalmente tendrás buenos resultados, aunque el programa es algo más largo y, en algunos aparatos, no sirve para vajilla muy sucia. No utilices el programa de lavado intenso a no ser que la vajilla tenga mucha suciedad. 
  2. El programa de media carga no resulta interesantees mejor esperar a llenar el lavavajillas; al igual que con la lavadora, si lo tienes que poner dos veces con media carga, estarás gastando más agua y electricidad que si espera a tenerlo lleno.
  3. Limpia el filtro del lavavajillas con regularidad; alargarás la vida útil del filtro y disminuirás el consumo energético. Pon agua en el fondo de las cacerolas cuando aún están calientes; servirá para que no se reseque la comida y actuará de prelavado.

Los lavavajillas han reducido considerablemente sus consumos de agua y electricidad, aunque no todos los modelos son eficientes en la misma medida. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído