Tras un fin de semana en el que la inestabilidad ha hecho acto de presencia, a primavera más veraniega regresa y lo hace con un incremento paulatino de temperaturas en la provincia.

 La semana comienza con máximas de hasta 22 grados que alcanzarán hasta los 36 a medida que sigan pasando los días. 

Para este lunes se esperan cielos semicubiertos por los que el sol se abrirá paso a medida que avance la jornada. La escalada de temperaturas se hará patente durante la semana, ya que el próximo miércoles los termómetros reflejarán máximas de 33 grados en las horas centrales del día. 

Zamora afronta así la recta final de la primavera que viene más veraniega que nunca cuando aún falta más de un mes para que el cambio de estación sea una realidad. 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído