Este es el último insecto comestible que puede comercializarse en la Unión Europea

Su venta ha sido autorizada en enero de 2023, y se trata de las larvas de escarabajo del estiércol

Escarabajo del estiércol. Foto EP
Escarabajo del estiércol. Foto EP

Los insectos, según la OCU, se han incluido en la definición de “nuevo alimento” desde que se contó con la autorización y comercialización cuando entró en vigor el Reglamento de nuevos alimentos en 2018. Por ello, y según dicta la OCU “cualquier operador que quiera comercializar insectos para alimentación humana en la Unión Europea debe presentar una solicitud para que pueda ser incluido en la lista de nuevos alimentos”.

Aunque antes de comercializarlo, OCU recalca que “la EFSA debe realizar un análisis del riesgo de este producto y confirmar que su ingesta no implica peligro para los consumidores”. Y, respecto a esto, la EFSA ya ha evaluado positivamente la comercialización de cuatro insectos en la Unión Europea:

  • 1. El gusano de la harina: este ha sido el primer insecto autorizado para el consumo humano, aprobado en mayo 2021. Usado como “insecto entero y desecado en forma de aperitivo o como ingrediente alimentario en una serie de productos alimenticios”, según la OCU.
  • 2. La langosta migratoria: aprobado en noviembre de 2021. Disponible en “congelado, seco y en polvo”.
  • 3. El grillo doméstico: aprobado en febrero de 2022, autorizado para consumirlo “en seco como aperitivo o como ingrediente de una serie de alimentos en forma de polvo, como productos proteicos, galletas o productos de pasta o congelado”.
  • 4. Larvas de escarabajo del estiércol: es el último insecto en entrar en la lista de venta autorizada en enero de 2023. “En julio de 2022, EFSA emitió una evaluación positiva de las larvas de escarabajo advirtiendo que puede causar reacciones alérgicas al igual que ocurre con otras especies autorizadas. En concreto, evaluó la seguridad del consumo de preparaciones congeladas y liofilizadas de este insecto (entero o en forma de pasta o polvo) que serían añadidas como ingrediente a diversos productos alimenticios, como barritas de cereales, pasta, análogos de carne y productos de panadería”, según desgrana la OCU.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído