Un estudio confirma las subidas de precios de la alimentación en los últimos 6 meses

Hay indicios claros de la subida de bastantes productos de la alimentación básica en los últimos 6 meses y que tienen como causa principal el incremento de los precios de la energía.

5 Comentarios

Sección de frutería de un supermercado
Sección de frutería de un supermercado

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ya advirtió el pasado mes de septiembre de las primeras subidas de precios de los alimentos por el exorbitante  incremento del precio de la electricidad. Un nuevo estudio de OCU confirma estas subidas de precios en productos básicos de la alimentación que, de continuar esta coyuntura, pueden generalizarse al resto de la cesta de la compra. 

OCU ha analizado el comportamiento de los precios en los últimos 6 meses de una selección de 23 productos básicos de alimentación de todas las categorías, carne, frutas, verduras, bebidas, lácteos, alimentación envasada, droguería e higiene en 14 cadenas de ámbito nacional. 

Los resultados del estudio señalan que la mayoría de los productos seleccionados han subido su precio, 13 frente a 10 que han bajado. Además, la cuantía de las subidas es mucho mayor que la de las bajadas, por lo que en su conjunto el resultado es que hoy la cesta de la compra es más cara que hace 6 meses. 

La margarina, la pasta, los lácteos, algunas carnes (pollo y ternera) y los huevos incluidos en nuestro análisis son los productos que más han incrementado su precio con subidas entre un 8,3% y un 21,2% en solo 6 meses. En el lado de las bajadas, solo tres productos han bajado de forma notable su precio: la espuma de afeitar (-3,1%), las manzanas Golden (-3,1%) y las zanahorias (-9,9%). 

Para OCU la causa principal de estas espectaculares subidas de precios, no habituales en los últimos años, se encuentran las elevadas subidas de los precios de la electricidad y los carburantes. Se trata de productos en los que la energía en sus diferentes fases de producción (elaboración, conservación, transporte y distribución) es un coste muy importante. Además, en algunos de estos productos se ha producido una fuerte aceleración en los últimos dos meses, lo que da pistas sobre la influencia de la subida de la energía. 

Para OCU existe un riesgo importante de que estas subidas se generalicen a otros productos y, sobre todo, que se consoliden con el tiempo. Desgraciadamente, las declaraciones de distribuidores que avisan de que se van a tener que trasladar las subidas de la energía a los lineales de los supermercados, y el mantenimiento de unos precios muy elevados de la energía, auguran que la subida de los precios de la alimentación se va a prolongar en el tiempo. 

OCU advierte de nuevo de la doble factura que supone para los consumidores el incremento del precio de la electricidad, que ha supuesto un incremento del 30% en la factura de la electricidad y una importante subida en el precio de los alimentos que contrasta con los salarios que ni mucho menos han subido durante el periodo en la misma proporción. 

Por último, OCU recuerda que, aunque resulta difícil para los consumidores escapar a esta subida generalizada de los precios, la comparación y la elección de los establecimientos más baratos es la única forma que hoy tienen los consumidores de afrontar estos incrementos de precios. Para ello, la Organización pone a disposición de los consumidores la App OCU Market que además de permitir comparar los precios de los alimentos es una herramienta que incorpora información nutricional que ayuda a los consumidores en su elección.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído