Expertos abogan por un cambio en la educación para adaptarse a un mundo laboral tecnológico

Habrá que aprender nuevas habilidades y aprendizajes para completar a las máquinas. Lo intangible, como la inteligencia emocional, curiosidad, adaptabilidad y resistencia será lo que más se valore en el futuro.

0 Comentarios

 Expertos abogan por un cambio en la educación para adaptarse a un mundo laboral tecnológico
Expertos abogan por un cambio en la educación para adaptarse a un mundo laboral tecnológico

Adaptarse o morir, que dice el dicho. Y esto mismo es lo que deberá hacer la educación en el futuro ante la ‘amenaza’ de las máquinas. Las nuevas tecnologías están generando la pérdida de puestos laborales por lo que los expertos indican lo imprescindible de formar a trabajadores para que sean capaces de superar los cambios producidos por la tecnología. 

Así, como refleja el portal Universia, una de las soluciones con mayor llegada entre los especialistas es la de mejorar los entornos educativos y de aprendizaje, cambiando de alguna forma el modelo educativo para ponerse al corriente de estas innovaciones. En 2016, el Foro Económico Mundial planteó esta posibilidad. Además, una encuesta realizada por el Pew Research Center demostró que este también es el sentir de los trabajadores, los que se manifestaron a favor de mejorar su formación y desarrollar nuevas habilidades profesionales como forma de defender sus puestos de trabajo.

De esta manera, se requiere, según el Foro Económico Mundial, dar paso a otros tipos de formación más prácticos y amigables con la tecnología. Asimismo, debería volver a evaluarse el contenido de los programas educativos para enseñar aquello donde las máquinas no pueden llegar o apostando por una convivencia entre las dos partes y complementarse. 

Lo que es evidente es que los trabajadores del futuro necesitarán reforzar algunas habilidades y aprender otras nuevas. Lo intangible, aquello que no se mide, será lo que más se valore en el mercado laboral entre lo que destaca la inteligencia emocional, curiosidad, adaptabilidad y resistencia. 

Además, los trabajadores del futuro, continúa Universia, deberán ser capaces de desarrollar la creatividad, para encontrar soluciones diferentes y originales a los problemas que se presenten. Sin embargo, la habilidad mejor valorada en unos años será el pensamiento crítico. Ya no se esperará que los trabajadores simplemente ejecuten lo que se les ordena, sino que se buscará que estos posean sus propios criterios de verdad.

¿Qué puede pasar?

Aunque los cambios en torno a lo que ocurra, son siempre impredecibles, expertos aseguran que las universidades comenzarán a ceder terreno a las escuelas en línea, las cuales aprenderán a controlar sus tasas de abandono y ofrecerán programas de estudio más atractivos y completos para garantizar a los trabajadores la adquisición de las habilidades fundamentales para su desempeño en el mundo laboral. Por otro lado, existe una corriente que indica que serán las empresas las que capaciten a sus trabajadores, ya sea con cursos y experiencias formativas de corte formal o mediante el ejercicio diario de sus tareas. Además, los expertos aseguran que las necesidades de auto-aprendizaje de los individuos los llevarán a formarse constantemente, generando así que el sistema educativo se adapte a sus necesidades y no a la inversa.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído