La exposición a contaminantes ambientales puede afectar a la salud del feto

Los expertos sugieren a las parejas que desean tener hijos que "tengan especial cuidado" con la exposición

EP

0 Comentarios

Archivo   Embarazo.   CLÍNICA MARGEN   Archivo
Archivo Embarazo. CLÍNICA MARGEN Archivo

El Hospital Sant Joan de Déu Barcelona y el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) han identificado en un informe que la exposición durante el embarazo a contaminantes ambientales puede actuar en el desarrollo y salud fetal e influir de esta manera en la salud futura del menor e incluso en la edad adulta.

Así se desprende del último informe Faros del hospital que ha determinado que los menores son más vulnerables que los adultos a los riesgos ambientales y lo son incluso antes de nacer, han informado Sant Joan de Déu y el centro impulsado por la Fundación la Caixa en un comunicado conjunto este jueves.

La contaminación atmosférica, los contaminantes orgánicos persistentes, pesticidas y agentes químicos a los que se exponen las madres gestantes tienen consecuencias perjudiciales en la salud, metabolismo, neurodesarrollo y función respiratoria e inmunitaria del recién nacido.

Los expertos sugieren a las parejas que desean tener hijos que "tengan especial cuidado" con la exposición a este tipo de substancias, evitar la utilización de productos que pueden contener químicos y cuidar la dieta, incluso antes de concebir.

Rinovirus 

Investigadores del Institut de Recerca Sant Joan de Déu (IRSJD) y el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona ha identificado en un estudio que la exposición a mayores concentraciones de óxido de nitrógeno atmosférico en la infancia se relaciona con una mayor gravedad de la infección por rinovirus y una mayor número de ingresos a la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP).

La revista 'Pediatric Pulmonology' ha publicado los resultados del trabajo en el que han analizado los 150 ingresos por infección por rinovirus, principalmente de niños menores de cuatro años, entre 2010 y 2018.

Los autores han comparado los datos con variables ambientales como temperatura, lluvia, humedad relativa, viento, niveles aéreos de pólenes y esporas de hongos, entre otros, registrados en estaciones meteorológicas cerca del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona.

Al cruzar los datos de ingresos en la UCIP con los datos ambientales han observado que había mayores concentraciones de contaminantes de óxidos de nitrógeno tres días antes de las infecciones, por lo que podía tener relación con mayores ingresos en la unidad de críticos.

El periodo de incubación de este virus es de entre uno y cuatro días, lo que a su parecer puede explicar que el pico de ingresos sea tres días después de los altos niveles y, además, han identificado en modelos celulares que los receptores virales del rinovirus incrementan su expresión en ambientes ricos en óxidos de nitrógeno.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído